Una oportunidad perdida para Málaga

A. M. ROMERO

málaga. España se queda sin la Agencia Europea del Medicamento porque su apuesta por Barcelona no pasó ni el primer corte. Una oportunidad perdida para el país y también para Málaga, ya que la capital no tuvo apoyos en sus aspiraciones para acoger este organismo de la Unión Europea. Ni el Gobierno central, que prefirió apostar por la Ciudad Condal como parte de su estrategia política para intentar apaciguar a los independentistas, ni con el de la Junta de Andalucía, que se puso de perfil y no respaldó a la capital malagueña con el argumento de que ciudades andaluzas como Granada también optaban a albergar este organismo de la UE.

Los acontecimientos, con la elección de Amsterdam (Holanda) como sede la Agencia Europea del Medicamento, dejan en el aire la pregunta de si España hubiera tenido más opciones con la presentación de una candidatura que no hubiera estado tan mediatizada y marcada como Barcelona vistos los hechos sucedidos desde el 1 de octubre. Málaga vuelve a perder un tren importante que hubiera supuesto un impulso económico para la provincia vinculado a la industria faarmacéutica.

La candidatura de Málaga fue defendida por el alcalde, Francisco de la Torre, desde el primer momento en que se abrió la posibilidad de que la agencia abandonara Londres tras el 'Brexit' con el argumento de que la capital, una de las grandes ciudades españolas, no alberga ningún organismo europeo, pero las opciones de la capital provincial se fueron poco a poco evaporando, pese a que el regidor defendía que hubiera tenido bastantes posibilidades de prosperar. Llegó incluso a pedir que fuera como 'plan b' del Gobierno si la apuesta catalana se debilitaba por los problemas derivados del 'procés'; como finalmente ha ocurrido, aunque Málaga no se ha beneficiado.

Y es que en ningún momento hubo un apoyo explícito del Ejecutivo central a la candidatura -el PP gobierna en ambas instituciones- y cuando el asunto se llevó a debate en el Congreso de los Diputados (con sendas iniciativas en la Comisión de Sanidad y en la de Asuntos Exteriores), tanto PP como PSOE y Ciudadanos votaron a favor de la candidatura de la Ciudad Condal.

En aquel momento, los cabezas de lista de estos tres partidos por la provincia, la popular Carolina España, el socialista Miguel Ángel Heredia, y la diputada naranja Irene Rivera, dieron la callada por respuesta y eludieron pronunciarse sobre el apoyo de sus formaciones a Barcelona y la falta de apoyo a la capital malagueña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos