«Ha dejado un reguero de cadáveres»

Transeuntes atienden a una de las personas heridas. / R. C.

Los testigos relatan cómo la furgoneta ha arrasado a varias personas

YOLANDA VEIGA / R. C.

En cinco minutos iban a acabar la jornada laboral cuando han oído «el frenazo... el derrape». Entonces se han asomado a la ventana y han visto multitud de personas «correr y gritar». Idoia, vizcaína del Valle de Trápaga, dos años viviendo en Barcelona, ha sido testigo desde la ventana de la oficina del atropello de la furgoneta, que ha causado decenas de heridos esta tarde.

Desconcertada por las confusas informaciones iniciales esta empleada en una empresa de patentes que asoma a la Rambla de Cataluña relata que no ha visto el vehículo, solo el drama que ha dejado a su paso el atropello múltiple. «Había cuatro personas en el suelo, a una le estaban practicando un masaje cardiorrespiratorio y se ha movido, así que enseguida le han trasladado en una ambulancia al hospital».

Mientras los servicios de emergencias atendían a los heridos la Policía ha acordonado la zona y el gentío acumulado ha buscado salida a la carrera por las calles adyacentes. «Todo el mundo ha salido corriendo, pero los empleados de una cafetería que hay abajo han cogido las sombrillas del local y las han utilizado para proteger del sol a los heridos mientras eran atendidos».

A los trabajadores de las oficinas cercanas, como la de Idoia, les han mandado permanecer a resguardo. «Nos han dicho que cerremos puertas y ventanas, así que hemos echado la llave y estamos dentro, esperando a que podamos salir», contaba pasadas las cinco y media de la tarde, media hora larga después del dramático arrollamiento en la principal arteria turística de la ciudad condal.

«Salimos de trabajar a las cinco en punto, menos mal que no me ha dado por salir justo unos minutos antes...», cuenta Idoia mientras sigue desde el ventanal el quehacer de los servicios de emergencias y espera noticias. «Hay policías a cubierto, desenfundando las armas, y varias ambulancias. La calle ya está despejada de gente».

Víctimas mortales

«Me encontraba a 20 metros escasos cuando ha pasado la furgoneta blanca. Había un hombre, yo he divisado a un hombre, he oído una detonación ya ya la gente se me ha tirado encima», ha contado Lluís a Atlas. «Me he podido acercar hasta los cuerpos que yacían en el suelo. Estaba claro que había víctimas mortales, yo he visto como a cuatro cinco envueltos en sangre tirados a lo largo del asfalto», confirmó el testigo. «La furgoneta ha salido a toda velocidad y ha dejado un reguero de cadáveres», resumió el joven.

«Cuando me he tumbado había una furgoneta que corría a toda castaña», ha dicho otra testigo a la cadena de televisión catalana TV3. «He visto salir volando a varias personas», explicó un taxista que se encontraba en la zona. «Fue terrible porque cada vez que alguien gritaba la gente salía corriendo», explicó a la televisión una enfermera que se encontraba en la zona y ayudó a algunas de las víctimas.

Fotos

Vídeos