Nuevo rapapolvo a Manos Limpias

El Supremo lanza un nuevo rapapolvo a la acusación popular de Manos Limpias, a la que condena en costas, por su afán de implicar a Cristina de Borbón pidiéndole hasta ocho años por cooperar con los delitos fiscales de Urdangarin. «Se hace difícil pensar que un profesional del derecho considere que un delito contra la hacienda pública del que no es autor, sino cooperador necesario y por cuantía no superior a 120.000 euros merezca ese máximo punitivo», se queja la sala en referencia a la petición de la letrada Virginia López-Negrete. El Supremo zanja que esa acusación se movió en «escenarios extraprocesales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos