Un niño de cuatro años muere al caerle encima un árbol en El Retiro

Imagen del árbol caído que causó la muerte de un menor de cuatro años en El Retiro. :: Alberto ferreras/
Imagen del árbol caído que causó la muerte de un menor de cuatro años en El Retiro. :: Alberto ferreras

El Ayuntamiento de Madrid había empezado a desalojar el parque media hora antes del accidente por las fuertes rachas de viento

M. S-P. / R. C. MADRID.

Un niño de cuatro años falleció ayer en Madrid al caerle encima de manera repentina un árbol de gran envergadura cuando transitaba por el parque de El Retiro. El menor iba montado en un monopatín a cierta distancia de su padre, que también resultó herido en una pierna. El ayuntamiento había ordenado evacuar el recinto en torno a las 13:00 horas, apenas media hora antes del accidente, debido precisamente a que las fuertes rachas de viento que azotaban a esa hora la ciudad hacían peligrosa la zona, pero aún quedaban algunos visitantes por abandonarlo.

En un comunicado, el ayuntamiento había advertido de que las puertas del El Retiro se cerrarían dadas las condiciones meteorológicas, y la policía local y el personal del parque había empezado a desalojarlo. La Agencia Española de Meteorología (Aemet) preveía rachas de viento de más de 70 kilómetros por hora y aunque, según el protocolo establecido en 2016, en esos casos lo que correspondería sería decretar la alerta naranja -balizar las zonas infantiles y de mayores y suspender las actividades al aire libre-, el consistorio quiso ser precavido porque ya durante la madrugada se habían caído dos árboles de gran tamaño, probablemente, como consencuencia de las recientes lluvias y vientos. Pero no llegó a tiempo.

«Es una fatalidad que lamentamos muchísimo. Los días anteriores revisamos el conjunto para quitar árboles y trabajar intensamente esta zona. El incidente ha ocurrido durante las operaciones de desalojo. Hacemos un análisis exhaustivo y seguiremos trabajando para mejorar la situación del parque. Y si se requieren más revisiones en profundidad, se harán», apuntó la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés. La alcaldesa, Manuela Carmena, también compareció ante los medios. «Es un suceso que nos llena de dolor. Estamos consternados y apenadísimo. Y mostramos nuestro sentimiento y solidaridad», dijo.

Los servicios de emergencias acudieron al lugar del accidente pero no pudieron hacer nada por salvar al niño, politraumatizado. El padre fue trasladado al hospital con una posible fractura en una pierna y tuvo que ser atendido por una crisis de ansiedad. Los psicólogos también atendieron a la madre que se trasladó a El Retiro desde su casa cuando fue avisada de lo ocurrido.

«Ha sido claramente, lo digo y lo reitero, un accidente y una fatalidad, las zonas estaban revisadas, estaba revisado el árbol, estaba balizado todo el parque, pero no se pueden prever todas las circunstancias», se lamentó Sabanés.

Cuatro accidentes

Desde comienzos de marzo el ayuntamiento ha clausurado El Retiro en varias ocasiones. Esta misma semana, cerró dos días para hacer una revisión del arbolado y taló 21 ejemplares en los que detectó riesgo de caída. En principio, tanto este parque como otros cinco espacios verdes de la capital española -la Quinta de los Molinos, la Fuente del Berro, los Jardines de Sabatini, la Quinta de Torre Arias y el Capricho- permanecerán cerrados hasta el lunes. Ayer también cerró el zoo.

En los últimos cuatro años han fallecido en Madrid ya cuatro personas por accidentes similares. En El Retiro y muy cerca de este último suceso, falleció en junio de 2014 un hombre de 38 años en presencia de sus hijos de cuatro años y trece meses cuando se le cayó encima una rama de varios centenares de kilos de una acacia. En septiembre de ese mismo año, un hombre de 72 años fue abatido también por una rama de un olmo cuando caminaba por Santa Eugenia, en Vallecas. Y otro hombre de 58 años murió en julio de 2016 en el camino de Vinateros en circunstancias idénticas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos