Mueren cuatro miembros de una familia por una crecida

ANA B. HERNÁNDEZ JERTE.

Un matrimonio y sus dos hijas, de 9 y 11 años, perdieron ayer la vida cuando practicaban barranquismo en el Barranco de Hoyos, en el extremeño Valle del Jerte. El quinto miembro de la familia, un niño de 6 años, resultó herido. El pequeño es el único miembro de esta familia de la localidad de Don Benito que ha sobrevivido a un accidente marcado por el agua en un día en el que diluvió literalmente en Jerte.

La familia disfrutaba de unos días de descanso. En la mañana de ayer habían quedado con un monitor para practicar barranquismo. La fatalidad quiso ayer que pasadas las once y media de la mañana, cuando se encontraban a unos 300 metros de uno de los depósitos de Jerte, una crecida les arrastrara tras sorprenderlos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos