Muere ahogado al intentar llegar a la ciudad autónoma

EFE CEUTA.

Un inmigrante falleció ahogado ayer a pocos metros de la orilla de una de las playas de la barriada de Benzú, en Ceuta, que intentaba alcanzar en moto de agua, mientras que otras once personas más -entre ellas una mujer embarazada- lograron alcanzar la costa.

Según informaron fuentes de la Guardia Civil, los inmigrantes fueron abandonados cerca de la orilla por los pilotos de las motos de agua en las que eran trasladados desde Marruecos poco antes de las 20.00 horas, y de inmediato se activó el servicio de emergencias. Hasta la zona se desplazó una embarcación de la Guardia Civil y otra del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) del instituto armado.

Los once supervivientes son nueve varones y dos mujeres, y todos lograron llegar a la orilla gracias a la ayuda prestada por algunos de los bañistas de la zona.

Varios testigos manifestaron que la muerte del subsahariano se pudo producir al volcar la moto de agua en la que era transportado debido al fuerte oleaje. Una vez en la zona, los componentes del GEAS estuvieron cerca de media hora luchando contra las fuertes corrientes y el oleaje con la intención de localizar al hombre que había desaparecido, hasta que finalmente lo pudieron rescatar, aunque ya sin vida.

Este ha sido el grupo más numeroso que trata de llegar a Ceuta en moto de agua, que son pilotadas por un conductor que abandona a los inmigrantes en la costa e inmediatamente se vuelve a Marruecos.

El pasado 4 de agosto, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, explicó que ya eran 120 los inmigrantes, frente a los 15 del año pasado, que habían cruzado el Estrecho este año en motos acuáticas, y de ellos un 72 % eran menores.

Fotos

Vídeos