Moody's resta verosimilitud a la independencia pero alerta del impacto económico

R. C. MADRID.

La agencia de calificación crediticia Moody's estima que el proceso de independencia en Cataluña tendría consecuencias negativas para la economía española y sus calificaciones y apunta en un nuevo informe a que la solución puede pasar por satisfacer algunas demandas, especialmente en temas fiscales y de financiación.

Moody's recuerda el tamaño de Cataluña, que supone el 19 % del PIB y cuenta con el 16 % de la población con una riqueza per capita por encima de la media. «La independencia debilitaría la fortaleza de la economía española», apunta.

La agencia, que por el momento mantiene la calificación crediticia de España en un B (aprobado), reconoce en todo caso que sus previsiones pasan porque el proceso no prospere y Cataluña siga en Españ. A su juicio, existen, numerosos «obstáculos» como las herramientas constitucionales o un apoyo popular a la secesión que no llega a ser mayoritario y entiende que, incluso si el referéndum se hiciera el próximo 1 de octubre y ganara la independencia, «la falta de una base legal y la ausencia de un umbral mínimo de participación minaría su legitimidad».

Ahora bien, también señala que la situación seguirá siendo tensa y aboga por satisfacer algunas de las principales peticiones económicas de Cataluña.

Fotos

Vídeos