Montoro avisa de que el control de las cuentas seguirá y podría endurecerse

Afirma que se puede «impedir» que la Generalitat use recursos para financiar actividades ilícitas «sin necesidad del 155»

D. VALERA

madrid. La formación de un nuevo Gobierno de la Generalitat y la retirada del artículo 155 no impedirá que Hacienda siga vigilando las cuentas de Cataluña. De hecho, el ministro Cristóbal Montoro advirtió ayer a los partidos independentistas de que el control de las cuentas catalanas permanecerá «mientras sigan empecinados en una actitud desafiante ante la legalidad». En este sentido, Montoro insistió en que el objetivo de esa intervención es que «no se destinen recursos públicos a actividades ilícitas». Sin embargo, dejó claro que, pese a la retirada de los efectos del artículo 155, continuarán «al menos» los controles puestos en marcha en 2015 y que consisten en que la interventora general de la Generalitat informe mensualmente sobre la ejecución del gasto presupuestario para evitar un desvío de fondos a fines secesionistas. Se trata de un control menos férreo que el existente en la actualidad, pero Montoro aclaró durante su intervención en el foro 'El Ágora' de El Economista que la vigilancia de las cuentas catalanas puede volver a endurecerse según evolucionen los acontecimientos.

El ministro de Hacienda recordó «la experiencia de un control máximo desde septiembre», en referencia a unas medidas que, entre otras cosas, supusieron tutelar las transferencias del Estado mediante las entregas a cuentas del sistema de financiación.

Por tanto, el ministro señaló que esas medidas «se instrumentaron antes del 155». Es más, Montoro avisó de que el Gobierno va a «impedir» que se utilicen recursos públicas para financiar actividades ilegales y «no hace falta el 155 para ello», aclaró. Todo un aviso para la nueva Generalitat.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos