Miquel Iceta no descartaba un tripartito con ERC antes de la ruptura con los comunes

CRISTIAN REINO

barcelona. El hecho de que las fuerzas secesionistas concurran por separado a las elecciones catalanas abre la puerta a eventuales alianzas transversales. Una de ellas es un posible pacto de izquierdas, un frente popular a la catalana, en el que pudieran entrar Esquerra, como virtual fuerza hegemónica, Catalunya en Comú y el PSC. El primer secretario de los socialistas, Miquel Iceta, contempla esta posibilidad, según afirma en un libro, 'Iceta, el estratega del Partido Socialista', escrito por el periodista Raúl Montilla (Ediciones B).

El líder del PSC pone como condición de una eventual alianza con los republicanos su renuncia a seguir con el proceso independentista. «Los socialistas solo vamos a poder estar en un gobierno si es un ejecutivo que va a negociar y a resolver el problema. Si es para prolongar el proceso, no estaremos», señala en el libro. La propuesta de los socialistas catalanes pasa por acordar con el Ejecutivo central más autogobierno y mejor financiación y luego someter ese pacto a votación entre los catalanes.

Sin embargo, las circunstancias han cambiado. El libro fue publicado antes de que Barcelona en Comú rompiera su pacto de gobierno con el PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y la situación es otra, según los socialistas catalanes.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que pretende pactar un divorcio no traumático con los socialistas, negó ayer que la ruptura con el PSC suponga un acercamiento al independentismo. Pero ERC y el PDeCAT habían condicionado futuros acuerdos a que los comunes rompieran con los socialistas, a quienes censuran que apoyaran el 155.

Fotos

Vídeos