Un ministro de perfil técnico y capacidad negociadora

Este aragonés licenciado en ciencias económicas y con una proyección política moderada accede al cargo en un momento de ralentización del PIB

D. VALERA MADRID.

Román Escolano (Zaragoza, 1965) dio ayer el salto a la primera línea de la política con su nombramiento como ministro de Economía. Su perfil técnico y su capacidad de negociación, características puestas a prueba en la UE como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), han convencido a Mariano Rajoy. En este sentido, su hasta ahora menor proyección política puede ser una baza a su favor, al menos al inicio, para relacionarse con los partidos de la oposición en un Parlamento tan fragmentado.

Unas dotes que tendrá que poner a prueba en un momento en el que la velocidad de crucero de la economía que ha permitido crecimientos superiores al 3% en los últimos tres ejercicios empieza a moderarse. De hecho, la previsión actual del Gobierno es que el avance del PIB en 2018 sea del 2,5%, aunque según el Ejecutivo podría elevarse más si la situación en Cataluña se normaliza.

Precisamente, una de las primeras tareas que deberá afrontar Escolano es la elaboración del cuadro macroeconómico que acompaña a los Presupuestos Generales de 2018. Una cuentas públicas que el Gobierno espera aprobar el 23 de marzo.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid y perteneciente al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, donde logró ser el número uno de su promoción, Escolano domina el inglés y el francés. En su faceta institucional, además de haber presidido el Instituto de Crédito Oficial (ICO) entre 2012 y 2014 y participado como director del departamento de Economía del Gabinete de Aznar, Escolano también ha sido asesor del secretario de Estado para las Comunidades Europeas, un cargo que sumado a la vicepresidencia del Banco Europeo de Inversiones que ostentaba hasta ayer, le otorga un conocimiento clave de Bruselas. Una faceta fundamental a partir de ahora.

En el BEI, organismo al que accedió en 2014, ha sido responsable de la supervisión de las operaciones y actividades de la entidad en España, Portugal, países del Magreb y Latinoamérica. Asimismo, Escolano ha sido consejero de la Oficina Comercial de la Embajada de España en Tailandia y Asesor del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. En el ámbito privado destaca su etapa como director de Relaciones Institucionales del BBVA entre 2006 y 2011. Además, ha sido miembro de los consejos de administración de Correo, FEVE y del ICEX.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos