Miles de personas marchan en Galicia contra los incendios y piden la dimisión de Feijóo

Asistentes a la manifestación contra los incendios en Santiago. :: EFE/
Asistentes a la manifestación contra los incendios en Santiago. :: EFE

La consejera de Medio Ambiente niega la descoordinación, pero reconoce que los fuegos «desbordaron» la capacidad de actuación

R. C. SANTIAGO.

Miles de personas se manifestaron ayer por las calles de Santiago de Compostela para protestar contra la ola de incendios que la pasada semana arrasó Galicia y por la que pidieron responsabilidades y dimisiones en el Gobierno gallego, incluida la del propio presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, informa Efe.

La manifestación, a la que asistieron, entre otros, los líderes de En Marea, Luis Villares, y BNG, Ana Pontón, partió al mediodía de la alameda de la capital gallega, y discurrió por las calles del centro histórico compostelano hasta desembocar en la plaza de Quintana. Allí se dio lectura a un manifiesto en el que pidió la retirada de la reciente ley de implantación de fomento de iniciativas empresariales, aprobada en el Parlamento con los únicos votos del PP, y que definieron como la «ley de depredación» de Galicia.

En la marcha también participaron brigadistas de la empresa pública Seaga, recibidos con vítores a su llegada a la plaza de Quintana, que, vestidos con los trajes de trabajo, cargaron contra la organización del operativo de extinción de incendios y contra la presencia de la Unidad Militar de Emergencias (UME) al grito de «¿Quién extingue los incendios? Nosotros y no la UME». El portavoz de En Marea, Luis Villares, denunció que el «abandono» y la «incompetencia» de la Xunta son los causantes de que el pasado fin de semana Galicia viviera «su domingo negro». Por su parte, la portavoz del BNG Ana Pontón reclamó «un cambio en la política forestal y responsabilidades ante la ola de incendios».

Por otra parte, la consejera de Medio Ambiente de Galicia, Beatriz Mato, aseguró ayer que «no hay por ahora peligro de riadas» que puedan hacer llegar las cenizas de los incendios forestales a los ríos y, por consiguiente, a las rías gallegas, lo que supondría un grave problema medioambiental. Respecto a la supuesta «descoordinación» en los dispositivos de emergencia, Beatriz Mato reconoció en declaraciones a la cadena Ser que «las circunstancias excepcionales desbordaron en algún en momento».

Fotos

Vídeos