Miles de personas se manifiestan en Madrid en defensa de la unidad

Pañuelos y banderas españolas en la manifestación convocada por Denaes ayer en la madrileña Plaza de Colón . :: xj. j. guillén / efe/
Pañuelos y banderas españolas en la manifestación convocada por Denaes ayer en la madrileña Plaza de Colón . :: xj. j. guillén / efe

A la concentración en la plaza de Colón acudieron Cristina Cifuentes y el vicesecretario del PP Pablo Casado

R. C. MADRID.

Miles de personas se concentraron ayer en la plaza de Colón de Madrid, ataviados con numerosas banderas de España y con lemas como 'Viva España' y 'Con golpistas no se dialoga', para defender la unidad de España y la Constitución, al día siguiente de la aplicación del artículo 155 en Cataluña tras la proclamación de la independencia por el Parlamento catalán.

A la concentración, convocada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) acudió la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el vicesecretario nacional de comunicación del PP, Pablo Casado, entre otros. «Cataluña nunca ha sido independiente y nunca lo será», declaró Casado y remarcó que «se ha restaurado la democracia» en Cataluña aplicando la Constitución.

Manifestantes de todas las edades abarrotaron la céntrica plaza con banderas españolas al cuello o en la mano, y, algunas de ellas, con mensajes como «unidad de España» o «De todos». Asimismo, corearon al unísono consignas como «Puigdemont a prisión», «Con golpistas no se dialoga», «Viva la Policía Nacional», «Viva la Guardia Civil» o «No estáis solos».

El presidente de Denaes, Santiago Rivas, aseguró que en el Parlamento catalán se vio este viernes cómo «los golpistas quieren destruir España». «Lo que nuestros padres y abuelos construyeron durante tantos años... Quieren separarnos de nuestros hermanos catalanes pero no lo vamos a permitir. Viva España», indicó Rivas.

Una de las manifestantes, Charo de 60 años, señaló en declaraciones a Europa Press que estaba en esta concentración para apoyar al Gobierno y porque cree que Cataluña «merece estar dentro de la nación».

Marcos y Paula, de 23 y 29 años, pidieron a todos los jóvenes «que ayuden a cambiar el futuro de España». «Estamos aquí para apoyar a Cataluña, queremos que siga siendo nuestra», defendieron.

«Es una vergüenza lo que pasó en Cataluña, y una vergüenza lo que pasó después», denunció Carlos Fernández a la AFP, un ingeniero de minas refiriéndose a la decisión del Gobierno central de convocar elecciones en Cataluña.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, defendió su presencia en la marcha para «evitar que se consoliden los espacios de impunidad que están consolidando en estos momentos» ya que, a su juicio, en Cataluña se han perpetrado «los mayores delitos que podían cometer representantes públicos». «A día de hoy es un escándalo y discriminación que estas personas sigan impunes. No aceptamos ningún tipo de solución que no sea la detención y su condena conforme al Código Penal», criticó.

Abascal insistió en que «no basta sólo con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ni con elecciones en Cataluña»; sino que es necesario exigir a los representantes «que se garantice la condena de los culpables y que se restablezca la legalidad en Cataluña al precio que sea».

La presidenta de la Comunidad, de Madrid, Cristina Cifuentes, aseguró que en el Parlamento de Cataluña se produjo «un auténtico golpe de Estado, contra el Estado de derecho, contra la legalidad y contra la propia Cataluña», ante lo que el Gobierno central ha restablecido la legalidad cesando al «presidente de un Ejecutivo deslegitimado».

Tras el que fue para Cifuentes «el día más triste que hemos vivido en la democracia española desde su inicio», «lo peor ha pasado». Ahora, según recoge Efe, solo queda «esperar a que el Gobierno de todos los españoles, con apoyo de todas las fuerzas constitucionalistas» restablezca la ley y devuelva «la confianza», añadió.

Fotos

Vídeos