«Mentiroso, mezquino y miserable»

Cristina Cifuentes se defendió ayer al ataque y censuró a la oposición por aprovechar las acusaciones de Francisco Granados, «un mentiroso, mezquino y miserable», para desgastar a su Gobierno. «No tengo nada que ocultar, estoy tranquila. Querrá desestabilizarme en mi vida personal, pero eso no es fácil», advirtió sobre Granados antes de augurarle «un horizonte judicial muy negro». Cifuentes también lamentó que ninguna feminista o mujeres de otros partidos hayan salido en su defensa después de que Granados insinuara de forma «machista» que mantuvo una relación con Ignacio González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos