Marruecos ofrece a las familias de los terroristas repatriar los cadáveres

M. E. ALONSO MADRID

Marruecos ayudará a repatriar los cadáveres de los terroristas de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), además de ofrecer ayuda social y jurídica a sus familiares. Así se lo transmitió el cónsul de Marruecos en Gerona, Mohamed Al Kassar, a las familias de los seis yihadistas en un encuentro celebrado anteayer en Ripoll.

Los padres de los terroristas abatidos por los Mossos de Esquadra aún se encuentran en estado de 'shock'. Siguen sin dar crédito a que sus hijos hayan sido capaces de perpetrar la matanza e insisten en que «no sabían nada». Algunos han pedido ayuda ya a los servicios diplomáticos marroquíes para darles sepultura en su país de origen. Es el caso de la familia de Younes y Houssaine Abouyaaqoub, el primero abatido en Subirats, después de cuatro días de huida y el segundo el mismo día de los atentados en Cambrils. Las autoridades alauitas confirmaron que, por supuesto, no habría problemas en ese sentido y que todas las familias tendrían el apoyo del consulado «en todo lo necesario». Al Kassar se comprometió, además, a trabajar para que no se discrimine a nadie.

En la misma reunión con las autoridades marroquíes, la comunidad marroquí puso sobre la mesa la propuesta de poner en marcha una asociación en Ripoll, con el consentimiento del Consejo Islámico de Cataluña, que les agrupe y participar en los mecanismos preventivos que la Administración prepara para evitar una nueva tragedia o detectar cualquier otro proceso de radicalización peligroso.

Fotos

Vídeos