'La Manada' borró unos vídeos antes de ser detenida por abusos sexuales

P. OJER PAMPLONA.

El abogado de la acusación particular confirmó ayer que entre los archivos borrados en el teléfono móvil de uno de los acusados «había vídeos». No obstante, el letrado tampoco dió demasiada importancia. «Se trató muy de pasada, estaban borrachos, no sé si tendrían importancia o no», afirmó ante los periodistas.

El abogado defensor, sin embargo, aunque anteayer negó que hubiera vídeos borrados ayer no lo ha negado, aunque tampoco ha querido hablar acerca de ellos. «No afectan a mis defendidos así que no voy a hablar de ello porque no soy portavoz de todos los acusados», dijo ya que los vídeos borrados, al parecer, fueron grabados por uno de los sevillanos. Él mismo reconoció durante la instrucción del caso que había grabado los vídeos que no se borraron y suponen una de las pruebas más importantes del proceso judicial.

Por otro lado, ayer comparecieron dos asistentes sociales que atendieron a la víctima dentro del protocolo establecido en caso de agresión sexual y aseguraron que dieron credibilidad a la denuncia de la joven. «El rato que estuvieron con ella evidentemente estaba afectada, la creyeron perfectamente y, por la experiencia que tiene ellos, en este tipo de temas cuadra lo que ella dice». Durante la sesión de ayer también pasó por la Sala de Vistas uno de los agentes de Policía Foral que realizó el informe del visionado de los videos. En su declaración, habría asegurado que ella no se encontraba en todo momento en el centro del grupo, por lo que no estuvo quieta del todo.

«Para las marujas»

El abogado de la acusación particular, Carlos Bacaicoa, que defiende los intereses de la joven víctima ha cometido un desliz al considerar «bueno para las marujas» que las conclusiones del juicio que se celebra contra la madrileña que fue presuntamente violada en los Sanfermines de 2016 sean en vista pública.

Preguntado por la decisión del tribunal, acordada ayer, el letrado ha asegurado que «está muy bien para las marujas». «Para los periodistas muy bien, pero si hubiese sido secreto, también hubiera sido coherente», apuntó Tampoco se mostró enfadado por el hecho de que el tribunal haya aceptado como prueba el informe realizado por detectives en el que se hace un seguimiento de la actividad de la víctima en las redes sociales. «Yo lo habría rechazado pero por cuestiones técnicas», apuntó. Según su opinión, «así se pueden evitar alegaciones futuras de los abogados de la defensa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos