Llarena, la estrella de los selfis judiciales

El juez del Supremo, Pablo Llarena, instructor de la causa contra los dirigentes secesionistas, fue arropado ayer por la cúpula judicial en el acto de Barcelona presidido por Felipe VI. Llarena, marido de la directora de la Escuela Judicial, acudió como invitado a la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces y podría decirse que fue la estrella de la fiesta. Al inicio, en el auditorio, mientras esperaban la llegada del Rey, estaba en todos los corrillos. En el cóctel posterior casi no hubo nuevo magistrado que no le solicitara posar para un selfi. El juez del Supremo estuvo en el centro de todas las miradas. Departió con el Rey, así como con el actual jefe de los Mossos, Ferran López (a quien interrogó como testigo en la causa sobre el 1-O). Relajado y sonriente no dio pistas sobre sus próximos pasos en las conversaciones informales que mantuvo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos