El líder de Podemos recuerda quién está al mando

Si Izquierda Unida quiere mantenerse dentro de Unidos Podemos, tendrá que aceptar que Pablo Iglesias continúe ejerciendo como la voz dominante dentro de su grupo parlamentario. El líder de la formación morada respondió con el palo y la zanahoria a la reclamación de Alberto Garzón para que IU tenga más poder interno dentro de la alianza se forjó en mayo de 2016. Iglesias, quien rechazó en un principió la coalición y solo la aceptó cuando Garzón relevó a la vieja guardia de IU y vislumbró la posibilidad de adelantar al PSOE por la izquierda, aseguró ayer que hará todo lo posible para mantener el acuerdo por el que ambas formaciones concurrieron juntas a las generales de junio de 2016. Y añadió que será generoso. Eso sí, no lo hará bajo presiones o chantajes.

Garzón , que expuso ayer ante la dirección de su partido su estrategia para 2018, exige negociar un acuerdo-marco antes de finales de marzo para reeditar Unidos Podemos a escala municipal en las elecciones autonómicas y generales de mayo de 2019. La forma y el fondo en la que el coordinador de IU ha anunciado sus intenciones no han gustado en Podemos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos