El juez deja libre al dueño del locutorio de Ripoll

Salh el Karib, cuarto detenido por los atentados de Barcelona y Cambrils, no colaboró con la célula terrorista, según Andreu

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha acordado la libertad provisional de Salh El Karib, dueño de un locutorio en Ripoll (Gerona) y a quien se había prorrogado la situación de detención a la espera de la práctica de una serie de diligencias de investigación sobre su posible colaboración con la célula terrorista.

Más información

El magistrado le impone como medidas cautelares la obligación de comparecer todos los lunes ante el juzgado, fijación de domicilio, así como la prohibición de salir del territorio nacional por lo que deberá entregar el pasaporte.

En el auto de libertad, Andreu señala que los indicios recopilados sobre Salh El Karib, "no permiten establecer, con la apariencia que en buen derecho procede, la existencia de elementos indiciarios lo suficientemente solidos como para adoptar una medida de la gravedad y excepcionalidad de la prisión preventiva".

La razón es que los Mossos investigaban la compra de billetes por parte de El Karib al imán de Ripoll y al encarcelado Driss Oukabir, cuyo pago adelantó el primero, pero en ambos casos le reintegraron el dinero.

Segundo detenido en libertad

El regente del locutorio es el segundo detenido que queda en libertad. El martes a la noche el juez dejó libre a Mohamed Aallaa, de 27 años, detenido en Ripoll y hermano de Sadi Aallaa, abatido en Cambrils. Se trata del dueño del Audi A3 con el que se perpetró el atentado de Cambrils, en el que falleció una persona. Mohamed Aallaa se entregó a los Mossos d'Esquadra cuando supo que el vehículo utilizado en el atentado era el suyo, aunque el juez entiende que solo figuraba como titular y que el verdadero dueño y quien hacía uso del turismo era su hermano, muerto en Cambrils.

El martes, tras declarar, el juez le dejó en libertad bien entrada la noche. Sin dinero y sin móvil, habló con varios taxistas hasta que uno accedió a fiarle la carrera hasta Ripoll, donde llegó a las seis de la mañana de ayer y su familia abonó la deuda. Esta mañana Mohamed Aallaa ha entregado el pasaporte y tiene que comparecer cada lunes.

Respecto a los otros dos detenidos, Mohammed Houli Chemlal, herido en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), y Driss Oukabir, hermano de uno de los cinco terroristas abatidos en Cambrils y a cuyo nombre se alquiló una furgoneta usada por los terroristas han sido enviados a prisión, al entender el juez que hay indicios de criminalidad suficiente.

Fotos

Vídeos