JxCat y Esquerra desafían al Constitucional

El independentismo autoriza al expresidente a delegar su voto en los plenos del Parlamento de Cataluña

CRISTIAN REINO

barcelona. Los secesionistas lanzaron ayer el enésimo desafío a la legalidad y aprobaron, en la reunión de la Mesa, que Carles Puigdemont pueda delegar su voto a otro diputado en los plenos de la Cámara catalana, como podría ser el de la elección del presidente de la Generalitat. La decisión fue desaconsejada por los letrados del Parlamento autonómico tomando como referencia un auto del Tribunal Constitucional, que determinó que los diputados sobre los que pesa una orden de busca y captura y de ingreso en prisión no pueden delegar su voto.

Junts per Catalunya y Esquerra, en cambio, creen que las circunstancias han variado, en la medida en que Puigdemont, tras ser detenido y encarcelado en Alemania, ya ha pasado a disposición judicial y está «privado de libertad» como es el caso de Oriol Junqueras y Jordi Sànchez a quienes sí se les permite que otro parlamentario vote por ellos. Ciudadanos, PSC y PP instaron a la Mesa de la Cámara, en la que los independentistas tienen la mayoría, a que rectifique su decisió porque de lo contrario acudirán al Constitucional. En principio, si los soberanistas no dan marcha atrás, Puigdemont podría ya votar en el pleno convocadopara mañana.

La decisión del órgano parlamentario puede tener consecuencias para sus miembros. Y, en especia, para el presidente Roger Torrent, que siempre se había mostrado remiso a impulsar iniciativas que pudieran poner en riesgo a los integrantes de la Mesa.

El movimiento puede ser decisivo para desencallar la investidura. Y es que, si Puigdemont puede delegar su voto y Toni Comín acaba renunciando a su escaño (el desafío de JxCat y ERC busca también presionar al exconsejero de Salud), el candidato que proponga Junts per Catalunya podría salir elegido en segunda ronda sin necesidad de que la CUP vote a favor. Si buscaban seducir a los anticapitalistas no lo consiguieron ya que a su juicio la delegación de voto no es ni desobediencia ni ruptura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos