Junts pel Sí y la CUP reclaman a la Policía catalana que no requise las urnas

C. REINO BARCELONA.

Diputados de Junts pel Sí y la CUP reclamaron ayer a los Mossos que desobedezcan las órdenes de la Fiscalía, ya sea para detener al presidente de la Generalitat o para requisar las urnas del referéndum del domingo, si al final se abren los colegios electorales, como prevé el jefe del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont.

«Tienen que desobedecer. Deben ponerse al lado de la gente. En este país, el 80% de la población ha dicho que quiere un referéndum y que quiere votar. Y, por tanto, los Mossos d'Esquadra deben estar a favor de defender los derechos de la gente», afirmó el parlamentario de la CUP, Benet Salellas.

Los anticapitalistas llevan semanas apretando a la Policía catalana para que tome una posición no neutral en el proceso soberanista. «Quien registra periódicos y coarta derechos es la Guardia Civil, los del tricornio están en contra de los derechos civiles y políticos de la ciudadanía. Esperamos y confiamos en que los Mossos d'Esquadra estén a favor», señalaron no hace mucho los anticapitalistas, unas presiones que los sindicatos policiales rechazaron de plano.

Entretanto, el portavoz de la Federación Profesional de Seguridad Publica Catalana, Valentin Anadón, lamentó ayer que ante la crisis institucional que se vive en Cataluña se ponga el foco en la actuación policial de los cuerpos que operan en Cataluña, y reclamó que se ofrezca una salida dialogada a la situación frente al planteamiento actual que «amenaza la cohesión» de los cuerpos de seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos