Junts pel Sí y la CUP expondrán este martes en el Parlamento catalán su ley del referéndum

Crecen los recelos entre los independentistas ante la falta de determinación de un sector del Gobierno de Puigdemont

CRISTIAN REINO

barcelona. La ley que debe dar amparo legal al referéndum, uno de los secretos mejor guardados del independentismo para evitar la impugnación del Gobierno al Tribunal Constitucional, saldrá el martes del cajón y será presentada por primera vez en la Cámara catalana. A tres meses del 1 de octubre, el secesionismo hará ese día un doble anuncio. Por un lado, Junts pel Sí y la CUP explicarán en el Parlamento autonómico cómo será la norma, que según sus intenciones debería permitir celebrar una consulta vinculante sin la autorización de Madrid. Y por la tarde, el Gobierno catalán dará a conocer todos los detalles sobre la organización de la votación, como las urnas, el censo, la junta electora, las garantías democráticas del 1-O y qué papel tendrán en esta ocasión los voluntarios.

La ley del referéndum ha suscitado un encendido debate en el seno del independentismo. En un principio, los secesionistas tenían previsto aprobar una única norma, llamada de transitoriedad jurídica, que debía servir como sustento legal para la consulta y para vehicular la desconexión. Finalmente, la ley del referéndum se ha separado de la de la ruptura, cuya aprobación podría dejarse para después de octubre, en caso de victoria del sí.

El independentismo llegará a la cita en un clima enrarecido, después del fiasco del concurso de la compra de las urnas y unos y otros no paran de mirarse con recelo. Dos actores destacados del proceso, como el presidente de Ómnium o la portavoz de la CUP coincidieron ayer en advertir de que si hay algún miembro del Ejecutivo catalán que está «bloqueado por el miedo» a las consecuencias penales «que se aparte».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos