La Junta Electoral Central certifica por unanimidad que «no hubo referéndum» el 1-O

M. E. ALONSO

MADRID. La Junta Electoral Central aprobó ayer por unanimidad un acuerdo remitido no sólo a las instituciones españolas, sino también a organismos internacionales, por el que declara que el pasado 1 de octubre no tuvo lugar en Cataluña «ningún proceso que pueda ser considerado como referéndum en ninguna de las modalidades previstas en el ordenamiento jurídico».

La entidad, el órgano que encabeza la administración electoral, competente para declarar y publicar los resultados de todos los referendos celebrados en España, dictó este acuerdo después de que se le planteasen varias consultas al respecto. Dado que Cataluña carece de ley electoral propia, es la Junta Electoral Central la que certifica o no los resultados de las elecciones que se producen en ese territorio.

En un pleno extraordinario, acordó así que la votación del domingo «carece de todo valor» porque ni el sujeto convocante, ni la forma en que fue llevada a cabo, ni el objeto de la misma se ajustaron a la legalidad, toda vez que se hizo en contra de las sentencias firmes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Además, destacó que la consulta soberanista carecía de «garantías de objetividad y transparencia en su desarrollo, escrutinio y control».

El acuerdo se ha trasladado al presidente del Gobierno y al de la Generalitat, y también a los del Congreso y el Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero, entre otras instituciones. Pero igualmente, recibirán copia el Consejo de Europa, la Comisión de Venecia, el Parlamento Europeo o las Naciones Unidas.

Fotos

Vídeos