Junqueras, Forcadell y Romeva recurren su procesamiento

R. C. MADRID.

Las defensas de Carme Forcadell, Oriol Junqueras y Raül Romeva recurrieron ayer el auto de procesamiento del Tribunal Supremo por rebelión y malversación.

El eje principal del escrito de la entonces presidenta del Parlamento catalán, que volvió a ingresar en prisión el pasado viernes, es que no tenía competencia para frenar el debate de las leyes de desconexión que la Cámara aprobó el pasado año como preámbulo al referéndum de 1-0.

«Los miembros de la Mesa no tienen facultad, ni deben tenerla, para limitar el debate que los diputados realizan en sede del Parlament haciendo uso del derecho a libertad de expresión y en ejercicio de la representación de la ciudadanía», apunta el recurso, que cuestiona la acusación de rebelión que pesa contra la procesada, en tanto en cuanto para la comisión de este delito tiene que mediar la violencia. «Antes abandonará sus ideas que permitir ningún acto violento», aseguran sus abogados que niegan que durante todo el 'procés' se hayan producido brotes violentos y, mucho menos, que Forcadell participara en ellos o los alentara de alguna forma.

El recurso del exvicepresidente Junqueras y el exconsejero Romeva incide en que defendieron la independencia por vías legales y no violentas. «El proyecto político independentista es legal y acorde con el derecho internacional de los estados democráticos. Negar el espacio político independentista es negar la jurisprudencia del propio Constitucional», se señala en el escrito.

El juez Pablo Llarena, entretanto, acordó ayer permitir a Carles Puigdemont y a los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluis Puig personarse en la causa que se sigue en el Supremo. Los tres solicitaron al juez personarse pero el juez lo denegó porque no estaban a disposición del tribunal. Tras la detención del expresidente en Alemania y la tramitación de las euroórdenes, Llarena ahora cree que sí procede.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos