Junqueras cumple cien días en prisión y Torrent lo califica de «rehén del Estado»

R. C. MADRID.

El líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras, cumplió ayer cien días en prisión provisional y todo apunta a que permanecerá en ella hasta que se celebre el juicio por el 1-O, algo que fuentes del Tribunal Supremo sitúan entre octubre o como máximo noviembre de este año. El reciente auto en el que el juez Pablo Llarena denegó la libertad al exconsejero de Interior, Joaquim Forn -investigado como Junqueras por los delitos de rebelión, sedición y malversación- con el argumento de que hay riesgo de reiteración delictiva resulta poco halagüeño para el líder independentista. Sobre todo, si se tiene en cuenta que a diferencia de Forn, él ni siquiera ha renunciado a su acta de diputado.

El presidente del Parlamento catalán, el republicano Roger Torrent, aprovechó ayer la fecha simbólica para denunciar que los principales referentes del proceso independentista -Junqueras, Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez- estén en prisión preventiva y se refirió a ellos como «rehenes del Estado». Lo hizo durante un acto celebrado en la plaza del pueblo de su jefe de filas, San Vicenç dels Horts, en el que participaron un centenar de personas , entre ellas, la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira; el portavoz del partido en el Congreso Joan Tardà; el también diputado Gabriel Rufián; la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el exconseller Carles Mundó, además de representantes de la CUP, como Albert Botran.

Torrent, que el pasado jueves visitó a los encarcelados, aseguró que tienen la esperanza de que Cataluña «no se rendirá en defensa de la libertad y la dignidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos