El juez manda a prisión a los futbolistas acusados de violar a una menor

SUSANA GUTIÉRREZ ARANDA DE DUERO.

Prisión provisional, sin fianza y comunicada. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Aranda de Duero decretó ayer el ingreso en prisión de los tres jugadores de la Arandina C. F. que han sido denunciados por una menor, de 15 años, quien les acusa de una presunta agresión sexual. Tras más de cuatro horas en las dependencias del juzgado, pasadas las 17:30 horas, Víctor Rodríguez Ramos 'Viti', Carlos Cuadrado Santos 'Lucho' y Raúl Calvo Hernández salían ayer en un furgón policial con destino a la prisión de Burgos. Prestaron declaración, durante varias horas, ante la juez, asistidos por la letrada de oficio que se les adjudicó el pasado lunes cuando se procedió a su detención. Previamente, la menor, acompañada por sus padres, había ratificado, ante la magistrada, los hechos denunciados el lunes en la Comisaría de Policía Nacional de Aranda.

En los mismos, según fuentes cercanas a la investigación, detalló haber sido forzada por los futbolistas a mantener relaciones sexuales en el piso que comparten los tres chicos en la calle San Francisco, tras haberse citado allí con uno de ellos. En su testimonio habría hablado también de algunos episodios de violencia. Según fuentes cercanas a la víctima, el testimonio de la menor se acompañó en el juzgado de un informe forense que apoyaría la versión. Por su parte, los tres jugadores han negado, durante todo el proceso, haber forzado a la menor. Tras escuchar a las partes, la fiscal del caso solicitó prisión provisional para los tres investigados, petición que fue confirmada por el auto de la jueza. Una resolución sobre la que cabe recurso en el plazo de tres días y que será recurrida por parte de los denunciados para intentar salir de prisión.

Antes de pasar a disposición judicial, en las diligencias previas instruidas por la Policía Nacional también se tomó declaración a algunos testigos, entre ellos, un compañero de equipo de los tres detenidos y algunas personas más que intentaron exculpar a los tres jugadores. La investigación policial se complementa con las pruebas que se incautaron tras las más de cuatro horas de registro del piso que compartían los tres jugadores y la búsqueda de las imágenes que presuntamente grabaron de los hechos denunciados.

Los tres jugadores se podrían enfrentar a penas de hasta doce años de prisión. Un hecho determinante será la edad de la presunta víctima. Tal y como señala el artículo 183 del Código Penal, «el que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos