El juez que hizo declarar a Rajoy en 'Gürtel', apartado de la 'caja B'

Julio de Diego, en una imagen de 2014. :: j. r. ladra/
Julio de Diego, en una imagen de 2014. :: j. r. ladra

Julio de Diego no estará en el tribunal que juzgue los 'papeles de Bárcenas' después de que la Sala de Gobierno modificara las normas de reparto

MATEO BALÍN MADRID.

La Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional, presidida por José Ramón Navarro, ha acordado modificar la composición del tribunal de la Sección Segunda de la Sala Penal encargado de juzgar las próximas piezas del 'caso Gürtel', entre ellas la presunta 'caja B' del PP a través de los 'papeles de Bárcenas'.

La principal novedad es que quedan fuera los magistrados Ángel Hurtado y Julio de Diego, según han informado fuentes jurídicas. Éste último fue clave para decantar la balanza y acordar que presidente Mariano Rajoy declarara en el juicio de 'Gürtel' recientemente finalizado junto a su compañero José Ricardo de Prada, el único de los tres que se mantiene en el tribunal.

A este juez se unirán la nueva presidenta de la Sección Segunda María José Rodríguez Dupla y Juan Pablo González, que será el ponente de las próximas sentencias. Esta decisión ha llegado después de que Rodríguez Dupla propusiese unas nuevas normas para el reparto de ponencias y composición de tribunales al llegar a la Sección Segunda.

Se da la circunstancia de que esta magistrada sustituye a Concepción Espejel, la actual presidenta de la Sala Penal que fue apartada del tribunal de 'Gürtel' porque su cercanía a la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal comprometía su independencia.

Causas «sensibles»

Según el acuerdo adoptado por unanimidad el 20 de noviembre, estas propuestas no fueron compartidas por De Diego y De Prada, quienes presentaron unos escritos solicitando que se fijasen otros criterios que garantizasen «la permanencia de la composición del tribunal en los procedimientos especialmente sensibles», como es la 'caja B' del PP.

Para ello indicaron que era aconsejable que se mantuviesen los tribunales ya compuestos, pero la Sala de Gobierno consideró que esta queja no es «admisible» porque su formación no se puede hacer distinguiendo entre «causas sensibles y las que no porque la ley no contempla dicha distinción».

Asimismo, subrayó que la composición de las secciones «varía necesariamente en el tiempo», ya que se producen ceses e incorporaciones. «Si no se petrificarían los tribunales y se haría imposible un reparto equilibrado». En la Sala de Gobierno están el presidente de la Audiencia, la propia Espejel o el presidente de la Sala Social Ricardo Bodas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos