El juez deja en libertad provisional a los altos cargos detenidos el miércoles

Jové, acompañado de Junqueras y Forcadell, saluda a los simpatizantes independentistas tras quedar ayer en libertad. :: andreu dalmau / efe

Ramírez Sunyer les impone comparecencias semanales en el juzgado y descarta por ahora que cometieran sedición, que sí veía la Guardia Civil

M. BALÍN

madrid. Seis de los 14 detenidos por la Guardia Civil en la 'operación Anubis' en Cataluña, acusados de ser los organizadores del referéndum ilegal del 1 de octubre, pasaron ayer a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona tras permanecer dos días en los calabozos. El juez que instruye esta causa, Juan Antonio Ramírez Sunyer, como consecuencia de una denuncia del abogado Miguel Durán y una querella posterior del partido Vox, decretó la libertad provisional para todos los arrestados, quienes se acogieron a su derecho a no declarar.

Según informó el Tribunal Superior de Cataluña, el juez les impuso como medida cautelar la comparecencia semanal ante el juzgado y en caso de que la incumplan podría revocar su situación por la de prisión preventiva. Asimismo, les obliga a abstenerse de «realizar cualquier actividad directa o indirectamente» relacionada con el referéndum. La causa sigue secreta.

Los detenidos siguen con la condición de investigados por los delitos de malversación de caudales públicos, desobediencia y prevaricación. Entre ellos está el desde ayer exsecretario general de Economía Josep María Jové, 'número dos' del vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, y el secretario de Hacienda Lluís Salvadó.

De forma inicial, la Guardia Civil tipificó en sus atestados que la conducta de los detenidos podrían encajar también en el delito de sedición, penado con entre cuatro y 15 años de prisión. Pero el juez lo descartó. El abogado de Salvadó presentó una recusación contra el instructor Ramírez Sunyer. Este incidente lo tramitará la Audiencia de Barcelona la próxima semana.

Esta causa se inició en febrero contra el exsenador de ERC Santi Vidal, inhabilitado como juez por redactar un borrador de Constitución catalana. Desde el miércoles se han sumado 20 nuevos investigados, entre ellos los seis detenidos que ayer quedaron en libertad y otros ocho que ya lo hicieron tras comparecer ante la Guardia Civil.

Junqueras y varios cargos de ERC se desplazaron ayer a la Ciudad de la Justicia para apoyar a Salvadó y a Jové. Junto a ellos abandonaron el juzgado Rosa María Rodríguez Curto, directora de servicios de T-Systems, Pep Masoliver, director del área de información de la Fundación Punt.cat., un responsable del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat, Josué Sallent, y el funcionario Juan Manuel Gómez.

Fotos

Vídeos