Joaquín Sabina: «Soy partidario de borrar fronteras, no de hacer otras nuevas»

Joaquín Sabina, durante su comparecencia en Quito. :: José Jácome/Efe/
Joaquín Sabina, durante su comparecencia en Quito. :: José Jácome/Efe

El cantante de Úbeda y los galardonados con los Princesa de Asturias se posicionan contra el proceso soberanista

ÁLVARO SOTO MADRID.

Conforme el desafío independentista se acerca a sus días clave, los intelectuales toman más protagonismo en el debate público sobre la secesión de Cataluña. Varios de ellos han coincidido en las últimas horas en rechazar la secesión, con diferentes argumentos.

Siguiendo a su 'primo' Joan Manuel Serrat, que ya se posicionó contra el 'procés' el pasado 9 de octubre, Joaquín Sabina se mostró «totalmente en contra» de la independencia de Cataluña. Lo hizo en Quito, Ecuador, a donde lo ha llevado la gira de presentación de su disco 'Lo niego todo'. «El nacionalismo provocó dos guerras mundiales y la de Yugoslavia, que fue casi la tercera», aseguró el cantautor de Úbeda. «No entiendo que alguien quiera hacer una patria más pequeñita teniendo una tan grande», agregó el artista, partidario de «borrar fronteras, y no de hacer nuevas». «Los mayores males de Europa en el siglo XX han llegado por culpa de los nacionalismos», expuso Sabina ante una audiencia a la que recordó que la visión que se está dando en el extranjero sobre el conflicto es favorable a la independencia. «Según la prensa extranjera, se trata de 'Cataluña contra España', cuando en realidad es 'Cataluña contra Cataluña'».

Así, detalló el desgarro de la sociedad catalana, con «familias que no se hablan entre ellos» y amigos suyos «que no pueden opinar públicamente porque quieren seguir siendo españoles». «Lo peor que pueden hacer los gobernantes es dividir por la mitad, y eso han hecho en Cataluña», terminó. La llegada a España de los galardonados con los Premios Princesa de Asturias fue una buena ocasión para pulsar la opinión sobre el proceso fuera de España. El poeta polaco Adam Zagajewski, que recibirá el reconocimiento de las Letras, opinó en Oviedo que «las emociones patrióticas pueden ser muy bonitas, pero son como un incendio forestal y pueden acabar con Europa». Zagajewski, que publica en la editorial catalana Acantilado, asegura haber hablado con sus amigos independentistas sobre el conflicto. «Les comprendo, pero yo me opongo a esta separación», dijo el escritor, que reclamó «diálogo y conversación» para solucionar el enfrentamiento.

En la misma línea se pronunció Karem Armstrong, una de las grandes expertas mundiales en religión y Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. «Hay que estar muy atentos ante este incremento de la xenofobia y auge del fervor étnico y nacional porque es muy peligroso cuando no se controla, como ya se ha visto en el pasado», apuntó. Les Luthiers, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, se pusieron serios durante un rato para rechazar la separación. Ejerció de portavoz del cuarteto el miembro del grupo argentino Carlos López Puccio: «Lamento el separatismo en todos los sentidos porque encubre una forma de xenofobia, una forma del tú aquí no, tú eres distinto y tú no vienes con nosotros. Por eso lamento la situación actual y espero que se solucione de la mejor manera posible», aseveró Puccio.

Menos explícito fue el escritor estadounidense Dan Brown, que ayer presentó en Barcelona su nueva novela, 'Origen': «Amo España, amo Cataluña, tengo esperanza y creo que todo se va a solucionar».

Fotos

Vídeos