Investigan el posible suicidio de un padre tras matar a sus dos hijos

Un miembro del 112 y dos bomberos, ayer en el descansillo de la vivienda de Getafe. :: 112/
Un miembro del 112 y dos bomberos, ayer en el descansillo de la vivienda de Getafe. :: 112

El progenitor se tiró a las vías poco después de que los niños aparecieran muertos en el incendio de un piso en la localidad madrileña de Getafe

MELCHOR SÁIZ-PARDO MADRID.

La Policía Nacional investiga como un posible doble homicidio la muerte en la tarde-noche de ayer de dos niños en un incendio en la localidad madrileña de Getafe. Poco después de que los servicios de emergencias descubrieran los cuerpos sin vida de los pequeños en su vivienda, el padre de los menores, en trámite de separación de la madre, se tiró a las vías del tren en un paraje cercano.

Según informaron fuentes del 112, el suceso tuvo lugar sobre las 20:15 horas en un piso bajo de la plaza Benjamín Palencia. En principio, no se trataba de un fuego de grandes dimensiones. Es más, parecía un simple amago de incendio. Sin embargo, cuando los Bomberos de la Comunidad de Madrid lograron entrar en la vivienda, que estaba cerrada, encontraron los cuerpos sin vida de un niño de 13 años y de una niña de 8 en el cuarto de juegos de la vivienda. Ambos cadáveres -explicaron portavoces de emergencias- presentaban graves quemaduras, aunque todavía se desconoce si éstas fueron el origen de la muerte o los niños habría sido asesinados antes del incendio. La madre de los niños, que se personó poco después de que se declarase el fuego en la vivienda y facilitó a los bomberos las llaves para entrar en la casa, tuvo que ser atendida de una crisis de ansiedad y trasladada al Hospital Universitario de Getafe. Cuando todavía los bomberos no había acabado de apagar los últimos rescoldos, sobre las 20:30 horas, los servicios del Summa 112 que se encontraban en la zona recibieron. En esta ocasión de avisaba de un varón de 46 años que había muerto arrollado por un tren de cercanías en la vecina estación de Getafe-Industrial, a solo dos kilómetros de la vivienda.

La Policía Nacional, en cuestión de minutos, confirmó que el fallecido era el padre de los dos niños, ya que portaba consigo la documentación que apuntaba como domicilio precisamente la casa que acaba de incendiarse. Además, los agentes confirmaron casi de inmediato que había sido un suicidio. Los testigos apuntaron que la víctima se había arrojado aparentemente de forma voluntaria a las vías. Según informaron policiales, la principal hipótesis de trabajo de los agentes es que el padre se suicidó tras quemar vivos a los dos pequeños. El progenitor se encontraba en trámites de separación de la madre. Los agentes investigan si el padre habría encerrado con llave a los dos menores, que no habría podido escapar al fuego provocado.

El arrollamiento del presunto suicida provocó importantes problemas en las red de Cercanías del sur de Madrid. Los servicios entre las estaciones de Pinto y Aranjuez quedaron interrumpidos y durante varias horas los convoyes se vieron afectados por las tareas de los servicios de emergencias. La madre es una conocida profesora de Getafe y el niño de 13 años sufría una parálisis cerebral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos