Investigan por posible homicidio imprudente la fuga de gas por la que murió un malagueño en Cantabria

Investigan por posible homicidio imprudente la fuga de gas por la que murió un malagueño en Cantabria
ANTONIO 'SANE'

El juez abre diligencias para determinar si hay responsabilidad penal del hotel en el suceso, en el que otros cuatro turistas resultaron heridos graves

DANIEL MARTÍNEZSantander

El Juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Santoña ha abierto diligencias previas por un posible delito de homicidio y lesiones imprudentes a raíz de la fuga de gas registrada la semana pasada en el hotel Campomar de Isla (Arnuero), como consecuencia de la cual falleció un turista malagueño de 62 años que visitaba la región junto a un grupo de la Asociación de Mujeres Azalea de la localidad de Rincón de la Victoria. A la par, el juez instructor ha solicitado un informe pericial a la Consejería de Industria del Gobierno de Cantabria.

Noticias relacionadas

Un total de 92 personas tuvieron que ser atendidas en los hospitales de Valdecilla y Laredo por intoxicación –en distinto grado– como consecuencia de esta fuga de gas, que al parecer, según los primeros informes, se debió a una mala combustión de la caldera. Además del grupo de Málaga, entre los clientes del hotel en ese momento había más de medio centenar de menores de nacionalidad británica. Otros cuatro afectados –tres mujeres y un hombre– estuvieron ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Valdecilla pero esta semana ya han pasado a planta y su evolución es «favorable», según señalan fuentes de la Consejería de Sanidad.

«Estamos profundamente apenados por la tragedia acaecida y queremos trasladar nuestro más sentido pésame y todo nuestro apoyo a la familia y amigos de la persona fallecida, al mismo tiempo que desear una pronta recuperación de todas las víctimas», explicaban al día siguiente del suceso los responsables del hotel Campomar de Isla. En un comunicado, la gerencia del establecimiento defendía que tanto ellos como los trabajadores ofrecieron «desde el primer momento la máxima colaboración para facilitar la labor de los servicios de Protección Civil y Emergencias en apoyo a las víctimas». También se pusieron a disposición de la Guardia Civil, que ya entonces abrió las necesarias diligencias para esclarecer el suceso, «poniendo toda la información y documentación de la que se dispone».

Los propietarios se han puesto a disposición de las autoridades para esclarecer la tragedia

Como consecuencia del escape de gas, los servicios de emergencia y sanitarios pusieron en marcha un gran dispositivo sobre el terreno formado por 81 efectivos. Entre ellos estaban los bomberos, que en un primer reconocimiento visual apuntaron como posible causa del suceso la mala combustión de la caldera. Ahora, las diligencias judiciales tendrán que confirmar este extremo y si había pasado todas las inspecciones técnicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos