Investigan si la mujer hallada muerta en la A-5 fue atropellada a propósito

J. V. MUÑOZ-LACUNA TOLEDO.

La Guardia Civil investiga si el cadáver de una mujer de unos 30 años hallado en una cuneta de la autovía de Extremadura, la A-5, se debía a un accidente de tráfico, pero ahora toma «fuerza» el supuesto de que fue atropellada de forma voluntaria. Así lo indicaron fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, que añadieron que se estudian todas las hipótesis. El juez ha decretado el secreto de sumario a la espera de llegar a algún resultado.

Todo comenzó poco antes de las ocho de la mañana, cuando un conductor vio de una mujer en una cuneta, en el carril de aceleración de Santa Cruz del Retamar (Toledo) que permite incorporarse a la autovía A-5, a la altura del kilómetro 56. Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Judicial, así como profesionales del laboratorio y el personal de la DGT, estuvieron recogiendo pruebas toda la mañana para determinar lo ocurrido.

De hecho, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, apuntó desde Sevilla que la muerte se pudo deber a un accidente de tráfico pero según avanzaba la investigación cobró más sentido el supuesto de que la mujer fue atropellada a propósito, según la Delegación del Gobierno. Los agentes tratan ahora de esclarecer su identidad y las circunstancias de lo que podría ser un homicido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos