Interior descarta que el agresor de Melilla fuera un yihadista

MELCHOR SÁIZ-PARDO.

«Las primeras conclusiones policiales descartan la motivación terrorista». Con este anuncio a media tarde de ayer el Ministerio del Interior desechaba, tras horas de incertidumbre, la posibilidad de que el ataque contra los policías del puesto fronterizo de Beni Enzar en Melilla fuera de corte yihadista, lo que hubiera supuesto el primer intento consumado de atentar en suelo español por parte del extremismo islamista desde la masacre del 11-M en Madrid en 2004. Según la Policía, el atacante es un desequilibrado que había protagonizado otro altercado días antes.

Fotos

Vídeos