El instructor belga ordena medidas cautelares para los exconsejeros Comín, Serret y Puig

El magistrado, que les deja por segunda vez en libertad, les mantiene a disposición de la autoridades a la espera de resolver su situación

R. C. B RUSELAS.

Los exconsellers Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig quedaron ayer en libertad sin fianza pero con medidas cautelares mientras se resuelven las órdenes europeas de detención y entrega dictadas por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Los tres políticos tendrán que permanecer en Bélgica, comunicar un domicilio fijo y ponerse a disposición de las autoridades belgas cuando lo requieran, según explicaron las defensas.

Se trata de la segunda vez que el juez de instrucción belga acuerda la libertad sin fianza pero bajo condiciones para los tres exconsellers, puesto que en noviembre tomó la misma decisión, informa E. P.

En una rueda de prensa, la Fiscalía de Bruselas explicó que los tres exconsellers se han entregado a la Policía belga y han sido privados de libertad para ser trasladados a la sede del Ministerio Público de la capital, donde prestaron declaración ante el juez de instrucción. La portavoz de la Fiscalía, Ine Van Wymersch, indicó que no está fijada una fecha para la comparecencia de los exconellers ante la Cámara del Consejo (tribunal de primera instancia), pero que lo previsto es que tenga lugar en las próximas semanas.

El juez de este tribunal belga deberá decidir sobre el fondo del asunto, es decir, si decreta la entrega o no de los tres exconsellers a la justicia española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos