Un informe sin la declaración clave del director del máster

Una de las supuestas examinadoras dice ante la Policía que no evaluó a Cifuentes

M. E. A. MADRID.

Los dos observadores designados por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) presentaron ayer sus conclusiones sin recoger los testimonios de algunos de los protagonistas clave del 'caso máster'. Se trata de Enrique Álvarez Conde, tutor del trabajo fin de Máster de Cristina Cifuentes ; Cecilia Rosado, directora del máster en Derecho Público del Estado Autonómico; Clara Souto, profesora del máster; y Amalia Calonge, la funcionaria de la universidad que presuntamente manipuló las notas de la presidenta regional. «Que no comparezcan no quiere decir que no vayan a hacerlo», justificó su presidente, Roberto Fernández.

La única comparecencia que ha trascendido, y que provocó que el expediente fuera remitido al Ministerio Público, fue la de Alicia López de los Mozos. Esta docente señaló que no había participado en ningún tribunal de defensa del trabajo final de Cifuentes ni la firma del acta en la que aparecía como presidenta era suya.

Una declaración que ayer mismo corroboró ante la unidad de la Policía adscrita a la Fiscalía de Madrid. La docente mantiene que se enteró de su «implicación» en el máster de Cifuentes por la rueda de prensa del rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, al escuchar que su nombre era uno de los que avalaban que los papeles de la presidenta madrileña estaban en regla.

Según adelantó 'El Mundo', López de los Mozos explicó además ante los agentes que la dirigente del Partido Popular nunca llegó a presentar ningún trabajo final y que jamás la vio en ninguna de las clases ni en la defensa de ese trabajo. Una versión que echa por tierra la de Cifuentes, que sostiene que el 2 de julio de 2012 pasó ante el tribunal para defenderlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos