Los independentistas tienen listo el dinero para las fianzas de los exconsejeros

Los diez acusados declaran hoy ante el Supremo y se acogerán a la 'vía Forcadell' para salir de prisión

C. REINO / R. GORRIARÁN BARCELONA / MADRID.

Esquerra Republicana de Catalunya lo tiene todo preparado para que Oriol Junqueras y el resto de exconsejeros de su partido puedan salir hoy mismo de prisión. Fuentes del partido aseguran que disponen ya del dinero para abonar las eventuales fianzas que pudiera fijar el juez del Supremo para eludir la prisión. La formación republicana tiene el precedente de Carme Forcadell para hacerse una idea de cuánto podría suponer la fianza y tener a punto el dinero para hacerla efectiva lo antes posible. Si es necesario, afirmaron fuentes de la dirección republicana, utilizarán fondos previstos para la campaña para el pago de las fianzas.

Si el juez fija una caución de 150.000 euros, como la de Forcadell, Esquerra debería abonar 600.000 por Junqueras, Carles Mundó, Raül Romeva y Dolors Bassa. Los republicanos quieren evitar que se repita la situación de la presidenta del Parlament, que tras prestar declaración no pudo hacer efectivo el pago de la fianza al momento por cuestiones técnicas de las entidades financieras, y tuvo que esperar en la cárcel hasta el día siguiente.

Pero todas las previsiones de Esquerra se pueden ir al traste si el juez Pablo Llarena toma declaración a los diez acusados, Junqueras, siete exconsejeros y los líderes de la ANC y Ómnium, y no toma una decisión sobre su situación. El instructor no está obligado a resolver hoy y podría aplazar su decisión hasta el lunes u otro día porque no tiene plazo legal para tomar una decisión. Además tampoco está claro que todos declaren en un solo día.

Los acusados por rebelión y sedición serán trasladados a primera hora de la mañana desde las cárceles de Soto del Real, Estremera y Alcalá-Meco a los calabozos de la Audiencia Nacional ya que el Supremo no dispone de celdas. Desde allí serán trasladados en parejas hasta el alto tribunal a medida que sean llamados por el juez. De un edificio a otro hay un centenar de metros que cubrirán dando un rodeo en coche con ventanillas tintadas. Una vez que declaren serán devueltos a sus centros penitenciarios con independencia de lo que decida el juez.

De acuerdo a los escritos que presentaron para ser escuchados en el Supremo, los encarcelados pedirán su puesta en libertad con el argumento de que no hay riesgo de reiteración delictiva porque no tienen función ejecutiva tras la aplicación del artículo 155, una disposición constitucional que acatarán aunque no compartirán. Se comprometerán asimismo, siempre que sigan la 'fórmula Forcadell', a renunciar a las vías unilaterales para alcanzar la independencia.

Llarena escuchó los argumentos exculpatorios de la presidenta del Parlamento de Cataluña y de cinco miembros de la Mesa el 9 de noviembre y resolvió conceder la libertad bajo fianza. Una decisión que ahora aguardan Junqueras y los siete exconsejeros. Caso distinto, según fuentes jurídicas, es el de los líderes de la ANC y Ómnium porque su procesamiento se fundamenta en los disturbios violentos desatados el 20 de septiembre tras la detención de varios altos cargos de la Generalitat.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos