Iglesias culpa al presidente de «romper España» y frena el acercamiento al PSOE

Iglesias pasa por delante de Rajoy en dirección a la tribuna. :: Javier Lizón / efe

Pide a Rajoy que «desconfíe de Rivera. Es el principal operador político de Aznar en esta crisis, y a usted Aznar no le quiere»

ANDER AZPIROZ

madrid. Pablo Iglesias subió ayer a la tribuna del Congreso con la intención de no polemizar, al menos eso dijo. «Vengo a reflexionar con usted», le anticipó a Mariano Rajoy. Pero instantes después se comprobó que sus palabras se quedaban en poco más que una declaración de intenciones porque, entre otras andanadas, acusó al presidente del Gobierno de «romper España» por su actuación en Cataluña.

Es cierto que el líder de Podemos no usó el tono encendido del que ha hecho gala en otros debates. Pero aunque hablase con voz sosegada, Iglesias no escatimó los golpes a su derecha, desde donde le escuchaba la bancada popular. También los lanzó hacia el centro. No importa cuál sea el asunto que se discuta en el hemiciclo, que siempre habrá un dardo reservado para Albert Rivera. Y ayer no podía ser menos. «Le hago una advertencia de buena fe: desconfíe del señor Rivera, señor Rajoy. Rivera es el principal operador político de José María Aznar en esta crisis, y a usted Aznar no le quiere», avisó al jefe del Ejecutivo.

Con el presidente del Gobierno apenas coincidió en que no hay democracia sin ley. Más allá de este principio, solo el abismo entre uno y otro. Iglesias, que mostró su rechazo frontal a la aplicación del artículo 155, reprochó a Rajoy que actúe en Cataluña como líder del PP en lugar de como presidente del Gobierno. Lo hizo por primera vez, sostuvo el líder de Podemos, cuando recurrió el Estatut ante el Tribunal Constitucional y se invalidó una parte del texto votado por los catalanes. Según señaló, en ese momento los populares dejaron de ser un partido de Estado al «utilizar Cataluña para envolverse en la bandera nacional y defender sus intereses». «Desde entonces son los principales responsables de que se rompa España», remató.

El líder de Podemos insiste en que la única salida al conflicto en Cataluña es un referéndum pactado

Frente a la vía policial, judicial o del artículo 155, Iglesias insistió en que la única salida al conflicto catalán pasa por una consulta legal y acordada entre el Gobierno central y la Generalitat. «Yo no tengo hijos todavía, pero me gustaría tenerlos. Y me gustaría que mis hijos conocieran una Cataluña que formara parte de un proyecto que se llama España, pero eso solo es posible si en Cataluña hay un referéndum», argumentó el secretario general de Podemos. Pero el contragolpe de Rajoy también fue contundente. «La ley -dijo el presidente- nos obliga a todos, incluso a los que convocan un referéndum».

Triple alianza

También hubo ración de crítica para los socialistas. Podemos ha recuperado el discurso que utilizó antes del retorno de Pedro Sánchez a la secretaría general del partido, el que ningunea a los socialistas, sitúa a la formación morada como única oposición real al PP y culpa al PSOE de mantener a Rajoy en el Gobierno por negarse a apresentar una moción de censura, que por otra parte debería contar con el apoyo de Esquerra y el PDeCAT para salir adelante.

Ya el lunes Pablo Echenique afirmó que Pedro Sánchez será corresponsable de lo que pueda ocurrir en Cataluña. Ayer por la mañana, la portavoz parlamentaria Irene Montero denunció a su vez el renacer de la triple alianza formada por populares, socialistas y Ciudadanos. Lo demuestra, justificó la diputada, el apoyo de Sánchez a la aplicación del artículo 155. Iglesias insistió horas después en esta idea al felicitar de forma irónica a Rajoy por haber vuelto a lograr el apoyo del PSOE.

Fotos

Vídeos