Iglesias carga contra el Rey por no avalar el referéndum en Cataluña

Pablo Iglesias. :: F. ALVARADO / EFE/
Pablo Iglesias. :: F. ALVARADO / EFE

El líder de Podemos acusa a Felipe VI de estar «más cerca del PP» que de los ciudadanos y augura un mal futuro a la Monarquía

P. DE LAS HERAS MADRID.

Pablo Iglesias no osó incluir en su programa electoral la instauración de una república. Es más, poco después del ascenso al trono de Felipe VI, en 2014, elogió la habilidad con la que había sido capaz de mejorar la imagen de la Monarquía. Hace unos meses, sin embargo, empezó a cuestionar de forma cruda el papel del Rey. Lo hizo, al principio, dejando caer que aún tenía que legitimarse en el cargo como hizo su padre en el 23-F. Ayer, la estocada fue aún más directa.

El secretario general de Podemos se sirvió de una serie de mensajes en Twitter, uno de sus principales medios de relación con el electorado, para acusar al jefe del Estado de estar «más cerca del PP que de los ciudadanos catalanes» y para sentenciar que la actitud que ha adoptado respecto a la crisis territorial abierta en Cataluña «no augura un futuro fácil a la Monarquía». «Rey, Gobierno, partidos monárquicos y Fiscalía, unidos y coordinados, no proyectan su fuerza, sino debilidad y miedo a la democracia», llegó a escribir.

Iglesias defiende la celebración de un referéndum de autodeterminación pactado y con garantías en Cataluña, es decir, nada parecido a lo que se prepara para el 1 de octubre. Asegura que, llegado el caso, él defenderá la permanencia en España. Pero argumenta, al mismo tiempo, que la consulta que pretende poner en marcha la Generalitat pese a la suspensión de Tribunal Constitucional ha de interpretarse como una movilización ciudadana en la que los catalanes ejercerán su libertad de expresión y que, por lo tanto, debe ser permitida.

El hecho de que el Rey aprovechara el miércoles su participación en un acto cultural en Cuenca para referirse al desafío secesionista en términos antagónicos a los suyos desató, pues, el repentino ataque. En su intervención, don Felipe garantizó que la Constitución «prevalecerá sobre cualquier quiebra de la convivencia en democracia» y aseguró que «los derechos que pertenecen a todos los españoles serán preservados» frente a «quienes se sitúan fuera de la legalidad». Además, arguyó que la convivencia «sólo es posible» si se cumplen las leyes.

«Defender España requiere aportar soluciones políticas a problemas históricos. La cárcel y la represión enquistarán aún más los problemas», replicó el líder de Podemos un día después de que la Fiscalía diera instrucción para que se tome declaración a todos los alcaldes que se hayan brindado a facilitar recursos para la celebración de la consulta y de que advirtiera de que, en caso de no comparecer, se ordenará su detención. «No sólo estamos gobernados por corruptos son además inútiles y pirómanos que están llevando a nuestra democracia a un Estado de excepción», añadió. El pasado julio, Iglesias ya criticó el discurso del Rey en el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas.

Fotos

Vídeos