Iglesias acusa al soberanismo de fomentar el fascismo del PP y Cs

El líder de Podemos insiste en que los independentistas han fracasado al prometer «algo que era mentira»

A. A.

MADRID. Pablo Iglesias se ajustó al milímetro al guion de campaña diseñado por Catalunya En Comú-Podem, la coalición formada entre Podemos y los comunes de Ada Colau, fórmula que les llevó a erigirse en primera fuerza en Cataluña en las dos últimas generales pero que, según las encuestas, queda relegada a la quinta posición de cara al 21 de diciembre.

La apuesta de Iglesias y la alcaldesa de Barcelona, que tiene a Xavier Domènech como cabeza de cartel, pasa por situarse entre los bloques constitucionalista e independentista. Y fiel a ella, el secretario general de Podemos repartió ayer golpes a uno y otro lado durante la presentación en el municipio barcelonés de Sant Adrià de Besòs del programa electoral de Catalunya En Comú-Podem. Habló de fascismo para referirse a la derecha española, en la que sitúa tanto al PP como a Ciudadanos, y culpó a los impulsores del proceso independentista de proporcionarle munición.

Así, afirmó que «la derecha española ha fracasado en construir una imagen atractiva de España para todos los catalanes y los españoles» para, a continuación, censurar que el soberanismo ha fracasado «al prometer algo que ellos sabían perfectamente que era mentira» y que «quizás sin quererlo han contribuido a despertar el fantasma del fascismo».

Frente a los extremos, Iglesias defendió una tercera vía que, por el momento, parece no calar entre un electorado catalán fuertemente polarizado. «Muchos ciudadanos de España queremos construir un país donde quepan todos, reconociendo sus derechos nacionales y amando la diferencia», afirmó. El análisis del secretario general de Podemos es, explicó, que en Cataluña se ha producido un doble fracaso. Y frente a los dos bandos que han dividido a la sociedad catalana, argumentó, la salida está en «la opción modesta, que es el voto de la reconciliación» que representan la coalición forjada por él y Ada Colau.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos