Iceta no sancionará a los alcaldes que apoyen el 1-O

El líder socialista advierte al PSOE de que quien debe tomar medidas es el PSC y no lo hará

C. REINO

barcelona. El primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, quiso ayer marcar distancias respecto al PSOE y reafirmar la autonomía que tiene el PSC.

Iceta enmendó la plana al nuevo portavoz de la ejecutiva del PSOE y afirmó que no habrá sanciones a los alcaldes que voten en el referéndum del 1 de octubre o den su apoyo a la organización del mismo. Óscar Puente avisó el lunes pasado a los ediles socialistas que el PSOE sancionará a todos los alcaldes del PSC que apoyen o secunden el referéndum.

Iceta marcó territorio y advirtió a los compañeros del PSOE que «si hay sanciones, las pondría el PSC» y quien las debería proponer es el propio primer secretario. «Y yo no lo pienso hacer», aseguró.

Eso sí, pidió a los cerca de 150 alcaldes que tiene el PSC que «cumplan la ley», que es tanto como reclamarles que no colaboren con la organización del referéndum, cediendo locales municipales. La polémica en torno a la consulta y los alcaldes socialistas se generó a raíz de que algunos ediles del PSC, como el de Terrassa (Barcelona) Blanes o L'Escala (Gerona) anunciaran su intención de no poner obstáculos a la votación, tal y como ha pedido la dirección del PSC a sus cargos locales. El alcalde de Blanes, Miquel Lupiáñez, pidió el jueves, durante el pleno del municipio, disculpas por haber comparado Cataluña y el resto de España con Dinamarca y el Magreb.

Sobre el acto que celebrarán hoy 500 alcaldes soberanistas en defensa del referéndum, Iceta dijo que pueden hacer lo que les parezca conveniente, siempre con la línea roja de mantenerse «dentro de la ley». Por ello, no vio ningún problema si asisten alcaldes del PSC.

Fotos

Vídeos