Más de 30 heridos en un choque en una montaña rusa en Madrid

Servicios de emergencias en las inmediaciones del parque. :: efe/
Servicios de emergencias en las inmediaciones del parque. :: efe

Dos convoyes de 'El tren de la mina' del Parque de Atracciones de la capital, con capacidad para 36 pasajeros, colisionaron por causas que se desconocen

R. C. MADRID.

'El tren de la mina' es una de las montañas rusas del Parque de Atracciones de Madrid. Inaugurada en 2012, tiene una altura de 15 metros y medio y un recorrido de 450 metros que se cubre en 100 segundos a 55 kilómetros por hora. Se trata de una diversión dirigida para todos los públicos, aunque para poder montarse haya que medir al menos un metro y medio.

Ayer, sobre las dos y media de la tarde, dos convoyes de trenes con nueve filas cada uno y una capacidad para dos personas por fila, es decir, 36 plazas en total, chocaron sin que se conozan las causas. El accidente dejó 33 heridos leves, entre ellos al menos seis menores de diez años. Casi todos fueron trasladados a tres hospitales de Madrid para su observación. Presentaban dolores cervicales, lumbares y torácicos y algunos testigos explicaron que hubo alguno que «se ha dejado los dientes», otros que se han «clavado» las gafas virtuales que llevaban puestas (es el primer modelo en España que incorporaba esta realidad virtual), y otros sufrieron crisis de ansiedad.

La atención de las 33 personas se extendió durante una hora y cuarto y el personal del Samur, que movilizó cinco ambulancias y personal especializado, pudo acceder al parque en cuestión de minutos, según fuentes sanitarias. En los últimos meses había habido quejas por la dificultad que tenían las ambulancias para trabajar en el recinto debido a vehículos particulares mal aparcados.

La dirección del Parque de Atracciones cerró la montaña rusa para investigar lo sucedido y aseguró que había pasado «todos los controles» que se hacen a diario. El resto de atracciones funcionan «con normalidad».

El de ayer es el tercer accidente que tiene lugar en el parque desde 2013, cuando murió un operario alemán tras quedar atrapado a más de 30 metros de altura cuando cambiaba piezas de una atracción. En mayo pasado, un vigilante de seguridad de 36 años resultó herido de gravedad al ser golpeado por una montaña rusa invertida llamada 'El tornado'.

Fotos

Vídeos