Hallan dos cadáveres en el pantano de Gerona donde desapareció una pareja

El coche en el que viajaban fue encontrado a finales de agosto hundido, al parecer de forma intencionada

R. C.

madrid. La unidad subacuática de los Mossos d'Esquadra encontró ayer dos cuerpos sumergidos en las aguas del pantano de Susqueda (Gerona), el mismo lugar en el que los servicios de rescate buscaban desde el 26 de agosto a Paula M. P. y Marc H. L., una pareja de 21 y 23 años, respectivamente, que desapareció sin dejar rastro mientras practicaba piragüismo. A la espera de que se confirme la identidad de los cadáveres, un hombre y una mujer, todo apunta a que se trataría de los dos jóvenes.

El misterio rodea la desaparición de Paula y Marc y los Mossos mantienen todas las líneas de investigación abiertas. El dispositivo de búsqueda se inicio después de que las familias de ambos alertasen de que habían perdido el contacto desde hacía dos días. La investigación se centró desde el primer momento en el pantano y su entorno.

Sin indicios de suicidio

La primera batida tuvo como resultado la localización del coche en el que viajaban, un opel zafira, hundido en el pantano, al parecer de forma intencionada. Según informó el consejero del Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, el vehículo no acabó en el agua por accidente sino que tuvo que haber sido arrastrado por alguien. «La evidencia más grande -informó Forn- es que el coche no cayó por accidente, y que fue a parar al pantano porque alguien lo empujó, alguien lo llevó. Esta es la mayor evidencia que tenemos». Dentro se hallaron los objetos personales de los desaparecidos y varios escritos de la joven, aunque, sin ninguna relación con el suceso. Según los Mossos las notas no apuntan ninguna intención suicida ni contienen un mensaje de despedida.

Además, se da la circunstancia de que la zona es de muy complicado acceso, más aún para un turismo. También se encontró medio hundido el kayak hinchable que iban a usar en la excursión. En su interior había varias piedras. El 1 de agosto un perro detectó un rastro de la pareja, pero desde entonces no había trascendido ningún otro hallazgo de relevancia para la investigación.

Los jóvenes fueron vistos por sus familias por última vez el jueves 24 de agosto, y la última imagen que se tiene de ellos es una captura de la cámara de un cajero automático de La Cellera de Ter (Gerona) que fue difundida por Mossos en su cuenta de Twitter para solicitar la colaboración ciudadana en la localización.

Fotos

Vídeos