Los 'halcones' y las 'palomas' mantienen una tensa pugna por el futuro del proceso

La disputa entre los más radicales y los menos rupturistas tensiona al Govern, a Junts pel Sí y a todo el independentismo

C. REINO BARCELONA.

En el independentismo, como en todos los conflictos, se está librando un pulso entre los 'halcones' y las 'palomas', entre los duros y los menos radicales. La disputa más tensa tiene lugar en el Consejo de Gobierno de la Generalitat. Por un lado, los consejeros convergentes Santi Vila, Meritxell Borrás e incluso Joaquim Forn han trasladado al presidente de la Generalitat la conveniencia de que convoque elecciones. Para rebajar la tensión. Vila incluso amenazó con dimitir el martes pasado y no está descartado que lo haga estos días. Frente a los consejeros del PDeCAT se plantaron los de Esquerra, expresando su rechazo a la convocatoria electoral. Puigdemont y Junqueras, siempre en el medio.

El presidente de la Generalitat forma parte de los 'halcones'. Junto a su escudero Jordi Turull son los dos dirigentes del PDeCAT más decididos a buscar la ruptura. No quieren medias tintas. En el caso de Junqueras, bascula entre los radicales y los moderados según el día y las circunstancias. Según una fuente de la antigua Convergència, el vicepresidente ya hace tiempo que está en «modo elecciones» y todo lo que hace y dice está pensado para tratar de ganar los próximos comicios. Aunque mantiene las formas y se opone a la convocatoria. A grandes rasgos, al PDeCAT se le puede situar entre los menos irreductibles y a Esquerra como los más alejados de la búsqueda de una salida negociada.

Sin embargo, en el último consejo nacional del PDeCAT, las tesis más rupturistas, defendidas por Puigdemont, fueron las que recibieron el aval mayoritario del partido, frente a los que pedían elecciones y pisar el freno, entre otros, Artur Mas, Marta Pascal y Andreu Mas Colell. En el caso de los republicanos, Marta Rovira, amenazó con dimitir como portavoz del grupo de Junts pel Sí si el presidente de la Generalitat rebajaba aún más su discurso del pasado 10 de octubre.

Las discrepancias han empezado a aflorar también entre Rovira, secretaria general de Esquerra, y el presidente del partido, Oriol Junqueras. Entre los 'halcones' están también los dirigentes de la CUP y los presidentes de la ANC y Ómnium. A raíz de su encarcelamiento, es posible que hayan radicalizado sus posiciones y ya no haya diferencias entre uno y otro, pero antes de que la Audiencia Nacional los enviara a Soto del Real, empezaban a chocar, recordaron fuentes soberanistas.

Fotos

Vídeos