El día en que ellas hablaron por todos

A la izquierda, una
 empleada realiza
 servicios mínimos en el 
Prado. :: a. ferreras/
A la izquierda, una empleada realiza servicios mínimos en el Prado. :: a. ferreras

La lucha por la igualdad entre hombres y mujeres alcanza a la política, la economía, el arte o el deporte

madrid. En mayor o menor medida, el paro convocado por la igualdad de género alcanzó todas las esferas de la sociedad española. En la política, la economía, las artes o el deporte resonó el grito por la igualdad de género. Aún con la dificultad de cuantificar al detalle el seguimiento de la huelga o paros en sus distintas modalidades, sí es posible presentar una fotografía de cómo impactó en cada uno de estos campos.

Congreso

UNA JORNADA ATÍPICA Y CON DIVISIÓN DE OPINIONES

Con la agenda despejada, el Congreso conmemoró ayer el Día Internacional de la Mujer con sendos actos institucionales encabezados por la presidenta Ana Pastor, que motivaron las críticas de Unidos Podemos por considerarlo una «contraprogramación» a la jornada de huelga feminista. El primero fue un coloquio en el que participaron un grupo de mujeres representativas de todos los ámbitos de la sociedad, que instaron a sus señorías a «hacer políticas valientes» para alcanzar la igualdad. El segundo acogió la presentación de la primera edición del premio de periodismo parlamentario Josefina Carabias, que la Mesa de la Cámara decidió crear hace dos semanas en honor a la primera cronista política en España. Las diputadas afrontaron divididas el 8-M. Mientras las de Unidos Podemos, Esquerra y Compromís secundaron la protesta de 24 horas, el resto expresaron su negativa, aunque dejando claro su defensa de la igualdad. Las parlamentarias del PSOE, PDeCAT y PNV siguieron los paros de dos horas convocados por los sindicatos mientras que las del PP y Ciudadanos decidieron no participar en ninguno. No obstante, sin plenos ni comisiones en la agenda del día fue prácticamente imposible visualizar el seguimiento de la huelga.

Tribunales

LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA SE PARA A MEDIAS

Juzgados y tribunales sintieron la huelga aunque su incidencia no causó modificaciones de agenda o problemas serios para la celebración de juicios u otras actividades previstas. En el Consejo General del Poder Judicial, por ejemplo, dos de las vocales que ayer tenían actividad, Concepción Sáez y Pilar Sepúlveda, hicieron parones de dos horas, al igual que Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género y Doméstica. En el departamento de Gerencia unas 40 personas anunciaron que iban a secundar el paro, según fuentes del CGPJ. En el Tribunal Supremo, la única magistrada en la Sala Segunda (Penal), Ana Ferrer, acudió ayer a una vista de casación, mientras que en la Audiencia Nacional apenas tuvo eco salvo un grupo reducido de funcionarias. Una situación similar a la del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y sus juzgados ordinarios, donde de las 600 letradas de la Administración de Justicia (antiguas secretarias judiciales) solo dos avisaron que paraban.

Bolsa

TOQUE DE CAMPANA IGUALITARIO EN MÁS DE 60 PAÍSES

Los mercados bursátiles también dejaron su huella en contra de la discriminación de la mujer con un toque simbólico de campana en el Palacio de la Bolsa de Madrid, como ocurre cada vez que una compañía comienza a cotizar. El acto, organizado por BME -la compañía propietaria del parqué- en colaboración con el Pacto Mundial de Naciones Unidas, responde a una iniciativa de Sustainable Stock Exchanges y tuvo lugar de forma conjunta en más de 60 países. A pesar de los avances de los últimos años, la incorporación de mujeres a los consejos de administración de las compañías se encuentra lejos del objetivo del 30% marcado por la CNMV para el año 2020. Por ahora, hay 258 consejeras de un total de 1.347 puestos entre 133 empresas. En el caso de las que componen el Ibex-35, la presencia femenina alcanza el 24% del total, por delante de las del conjunto del Mercado Continuo, que tiene un ratio de apenas el 17%.

Transportes

SIN INCIDENCIAS EN TRENES Y AEROPUERTOS

La movilización por la igualdad no provocó demasiados problemas en los medios de transporte públicos, con el cumplimiento íntegro de los servicios mínimos planteados, según los operadores. El ferrocarril no registró retrasos ni aglomeraciones significativas en Cercanías, Larga Distancia y Alta Velocidad (AVE). En cualquier caso, en Cataluña hubo un 25% menos de viajeros que en una jornada laboral habitual en Rodalies (Cercanías). Los AVE también funcionaron con normalidad, después de que Renfe cancelara previamente un centenar de servicios, y otros 200 trenes de Media Distancia. En los aeropuertos de la red de Aena tampoco se dieron retrasos especiales ni cancelaciones, más allá de las cotidianas.

Museos

'LAS MENINAS' Y LAS 'MAJAS' DE GOYA SE SUMAN A LA HUELGA

En un primer vistazo, la actividad en los grandes museos de la milla del arte de Madrid parecía, ayer, la de cualquier otro día. Turistas y estudiantes llenaban las salas como si a pocos metros, en la fuente de Cibeles, no hubiera ya concentradas miles de personas. Pero mirando en profundidad, el visitante percibía que el 8 de marzo no estaba siendo como cualquier otra mañana. En El Prado, muchas responsables de sala, una profesión en la que predomina el sexo femenino, tenían colgada una acreditación que decía 'Servicios mínimos'. «La mayoría estamos de huelga, pero todo parece normal por tres razones: los servicios mínimos son muy altos, en las salas hay gente que otros días está en las oficinas y hay mucho personal contratado que no hace huelga. Antes era mucho más fácil paralizar un museo», contaba una trabajadora de la mayor pinacoteca del mundo. En cualquier caso, el museo hubo de cerrar por falta de personal una sala, la del Tesoro del Delfín, que sólo reabrió a las 13:30.

El Reina Sofía colocó unos carteles en su entrada para avisar a los visitantes de que podían encontrarse salas cerradas. Dentro, quienes observaran su cuadro más emblemático, el 'Guernica', percibían un detalle extraño. Las dos responsables de sala que, una a cada lado, lo custodian llevaban en sus chaquetas, además de lazos morados, una gran pegatina amarilla que rezaba: 'Servicios mínimos'. Cerca de ambos museos, en el Thyssen, también se notaba la huelga del 8-M. En recepción, una de las dos trabajadoras había decidido hacer huelga, la otra no. Y de 11:30 a 13:30 permaneció cerrada la tienda del museo

Deportes

EL PARO PASÓ INADVERTIDO EN EL METROPOLITANO

«No es el mejor día para hacer huelga», coincidieron en reconocer en el Wanda Metropolitano y sus alrededores las mujeres trabajadoras, tanto del Atlético de Madrid como de las empresas de seguridad contratadas por el club rojiblanco, así como las empleadas de la tienda oficial y de los puestos de bufandas y bebidas anexos al estadio. La coincidencia del Día de la Mujer con un partido europeo hizo que el paro convocado pasase desapercibido. «De todas las que somos ha habido una que sí que dijo que quería hacer huelga, pero como le quitaban 60 euros si no venía al final no la ha hecho. ¡Qué baratos cuestan los principios!», lamentaba una vigilante del Metropolitano con doble jornada laboral, que acudió por la tarde al estadio después de haber desempeñado otro trabajo por la mañana. «¡Cómo para hacer huelga, con el día que es y lo que hay aquí!», admitía una joven empleada de la tienda del Atlético, a la que no dejaban de acceder aficionados y se pudo comprobar la paridad, ya que entre los cerca de 50 trabajadores, la mitad son mujeres, la mayoría en las cajas de cobro.

Violencia machista

UN 'CEMENTERIO' EN VINAROZ PARA RECORDAR A LAS VÍCTIMAS

La playa del Fortí de Vinaroz (Castellón) se convirtió en un simulado cementerio en memoria de las 739 víctimas de la violencia de género registradas en España entre 2007 y el año pasado, dos de ellas vecinas de esta ciudad. Se trata de una 'performance' formada por cruces que se ha colocado en la arena del extremo sur de la principal playa del municipio en recuerdo a las víctimas de violencia machista. La iniciativa surgió del recientemente formado colectivo Femme Força Vinaròs, que lucha por dignificar a las mujeres, con la colaboración de otras entidades vinarocenses y que han estado trabajando en el proyecto a lo largo de varios meses. Esta instalación artística tiene un total de 739 cruces de cartón, una por cada víctima, con su nombre y quién la asesinó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos