«Hablar de Estado plurinacional no abre la puerta al derecho a decidir»

Patxi López, ayer, en el Congreso del PSOE. :: Ó. del Pozo

El exlehendakari, el único rival al que Sánchez ha incorporado en la ejecutiva socialista, sostiene que la paz interna está garantizada Patxi López Secretario de Política Federal del PSOE

KOLDO DOMÍNGUEZ MADRID.

Es evidente que Patxi López se había imaginado otro tipo de Congreso Federal. De haber ganado las primarias, el que ayer se hubiera dirigido a 8.000 afiliados en Ifema habría sido él. Al exlehendakari se le nota aún cansado después de cinco meses de campaña. Pero ha sobrevivido. También políticamente. Tal vez porque no quemó del todo los puentes con Pedro Sánchez o porque ha sabido jugar sus cartas mejor que la tercera en discordia, vuelve a estar en la dirección del PSOE al frente de una de las secretarías más potentes y con más responsabilidad: la de Política Federal, con el «problema catalán» en el horizonte más próximo.

-¿Se imaginaba que después de todo lo que ha pasado estos meses volvería a estar donde está?

-El PSOE, igual que la izquierda, siempre tiene la capacidad de los nuevos comienzos. Tras unas primarias duras, tensas y, en ocasiones, incluso agresivas, los militantes han legitimado con una participación histórica al secretario general. Y a partir de ahí lo que ha habido es la voluntad de la inmensa mayoría de decir 'bueno, se acabó hablar de nosotros mismos, se acabaron las peleas internas y vamos a remar todos juntos'.

-¿Todos? ¿La integración es real?

-Es que no se trata de mirar la integración según nombres y apellidos. Se trata de voluntades. Yo sé que ha habido federaciones que han dicho que no querían que hubiera nombres suyos en la ejecutiva. Que le han dicho a Sánchez 'haz lo que consideres que tiene que ser y a partir de ahí vamos a trabajar conjuntamente'. Eso es integración.

-Así que habrá paz.

-Estoy convencido de que sí.

-¿Dudó a la hora de aceptar la propuesta de ser secretario de Política Federal?

-Dudé en el sentido de que yo no había participado en las primarias para tener luego un hueco en la ejecutiva.

-¿Cómo afronta su nuevo cargo?

-Es evidente que uno de los grandes retos que tiene España en este momento es la cuestión territorial, focalizada en Cataluña. Y creo que el PSOE tiene que dar una respuesta a esta tensión desde la política. Porque una cosa es la defensa de la legalidad, y en democracia no hay nada legítimo si se hace por encima de la ley, pero también tenemos que empezar a plantear propuestas y apuestas políticas para ver cómo paramos las máquinas en Cataluña y damos una solución razonable y acordada.

-¿Lo ve factible? Ya se ha anunciado la consulta para la vuelta del verano.

-Esto depende también de la voluntad de otros. Hace falta que, no ya tanto los independentistas, sino la sociedad catalana entienda que hay un partido dispuesto a usar la política para dar respuestas razonables a los problemas.

-¿Está usted cómodo con la definición que se aprobó el sábado por la noche sobre el Estado plurinacional?

-Sí, porque está muy bien acotada y muy bien definida. El primer concepto que aparece es que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español. No se trocea. Y en segundo lugar plantea que perfeccionemos el reconocimiento plurinacional del Estado de las autonomías.

-¿Han abierto la puerta a otras reivindicaciones?

-No. Eso es lo que quería decir. La definición de un Estado como plurinacional no conlleva ni el derecho de autodeterminación ni a decidir ni a la soberanía. Simplemente es la definición de un conjunto de personas, de ciudadanos, que se sienten partícipes de una misma lengua, una misma historia, de una misma tradición, de una misma cultura.

-¿Y qué significa «perfecciona» el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado?

-Reconocer España tal y como es, con sus singularidades. Si uno ve los modelos federales más avanzados del mundo, la nomenclatura no es lo fundamental, cada territorio se denomina a sí mismo como mejor cree que corresponde a su singularidad. De lo que sí hablamos es de la lealtad federal, de la lealtad constitucional que tiene que haber a partir de eso.

Fotos

Vídeos