De Guindos advierte de que «todo el mundo perdería» con la secesión, pero Cataluña más

JOSÉ M. CAMARERO MADRID.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, reconoció ayer que una eventual independencia de Cataluña tendría «un impacto en el conjunto de la economía nacional» y los daños no se limitarían solo a esa comunidad. «Perdería todo el mundo, aunque es verdad que Cataluña perdería más que el resto de España», afirmó en un encuentro infomativo.

De Guindos relaciona la secesión catalana con lo que está ocurriendo con la salida de Reino Unido de la Unión Europea ('brexit'): «Aquí, como allí, perdemos todos» al generarse situaciones «de incertidumbre y de incógnitas económicas que no serían buenas», indicó. «Sería perder o perder», puntualizó.

También explicó que el escenario económico actual para Cataluña «es infinitamente mejor que la alternativa» de la independencia. Y recordó que esa comunidad exporta un 75% de su producción al resto de España y la Unión Europea. Además, afirmó que al quedar fuera de la UE, «estaría sometida a un arancel comunitario del 10% y al 'efecto frontera'». Además, «perdería todos los acuerdos que tienen ahora». Por ejemplo, saldría de la Organización Mundial del Comercio y del euro. Aunque los independentistas niegen estos términos, De Guindos afirmó que «sería así» porque es lo que determinan todos esos tratados internacionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos