La Guardia Civil detiene a los ocho miembros de una banda por cometer 47 atracos

Los arrestados robaban joyas y relojes a personas mayores mientras las abrazaban o realizaban propuestas sexuales

R. C. ALICANTE.

La Guardia Civil detuvo en Alicante a ocho componentes de un grupo que presuntamente se dedicaba a abordar a personas mayores con el método conocido como el 'abrazo cariñoso' para robarles. Los arrestados, cinco hombres y tres mujeres de entre 18 y 40 años, cometieron 44 delitos de hurto y tres de robo con violencia. El material robado está valorado en unos 500.000 euros y tres de las víctimas tuvieron que ser ingresadas en el hospital: una con fractura de humero, otra en el hombro y la última en la muñeca.

La organización actuaba en varios municipios alicantinos, e incluso por las provincias limítrofes. Este método delictivo consiste en que una mujer se acerca a su víctima, generalmente hombres mayores, con la excusa de preguntar por una calle, diciendo que le recuerda a su abuelo o haciendo proposiciones sexuales. Después empieza a darle abrazos y besos mientras le sustrae las joyas o relojes que lleve encima, informa Europa Press.

Esta operación arrancó cuando la Guardia Civil de Altea (Alicante), tras analizar el patrón de un par de robos cometidos con este método, recopiló datos de denuncias interpuestas en varias poblaciones alicantinas con el mismo modus operandi. Desde San Fulgencio hasta Altea, e incluso en provincias como Málaga o Murcia, los agentes identificaron a ocho personas relacionadas, que habían cambiado el método del abrazo por el del 'roce erótico' en algunos hurtos. Se trata de tres mujeres cabecillas de un grupo criminal. Empleaban a sus maridos e hijos, entre otros, como conductores y vigilantes de las zonas donde iban a cometer los delitos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos