Los grupos secesionistas no revelan si la declaración de independencia será votada

Silencio total sobre el formato del pleno para evitar impugnaciones del Constitucional

CRISTIAN REINO

barcelona. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparecerá hoy a petición propia en el pleno del Parlamento catalán para «informar sobre la situación política actual». Esto es todo lo que ha trascendido desde el Palau de la Generalitat. El pleno comenzará a las 18:00 horas y se desarrollará según lo previsto en el artículo 169 del reglamento de la Cámara, que establece que primero interviene el presidente de la Generalitat, sin límite de tiempo y, a continuación, lo hacen los grupos parlamentarios por un tiempo máximo de diez minutos. De acuerdo al formato elegido por el presidente de la Generalitat y los grupos independentistas, la declaración de independencia la haría el propio Puigdemont durante su discurso tras proclamar los resultados de la votación del 1 de octubre.

Sin embargo, la declaración formal de la secesión podría realizarla también la Cámara catalana de manera solemne. Pero para ello será necesario que se introduzca en el orden del día una votación. Ninguna de las fuerzas secesionistas quiso aclarar ayer si la habrá o no. «Estamos obligados a guardar sigilo sobre la escenificación», dijo ayer Benet Salellas, de la CUP. La razón que adujo es la que llevó al PSC a impugnar el pleno que estaba previsto inicialmente para ayer y que suspendió el Tribunal Constitucional. «Ya veremos si hay votación», apuntó el portavoz de ERC, Sergi Sabrià.

No existe unanimidad en el soberanismo sobre la conveniencia de que haya una votación. Porque si Junts pel Sí y la CUP deciden introducirla, se exponen a que se repita el espectáculo que se vivió los pasados 6 y 7 de septiembre, cuando aprobaron la ley del referéndum y la de transitoriedad jurídica.

Fotos

Vídeos