Un grupo de expertos plantea elecciones plebiscitarias si se impide la consulta

R. C.

barcelona. Un grupo de expertos en derecho internacional auspiciado por Esquerra ha redactado un informe en el que se proponen unas elecciones plebiscitarias para conocer la voluntad popular si se impide la celebración del 1-O. Los expertos sostienen que el marco legal internacional no prohíbe una declaración de independencia, aunque tampoco la reconoce como un derecho, pero avisan, en todo caso, de que Cataluña tendría dificultades para ser reconocida por otros Estados y organizaciones internacionales.

El grupo está liderado por Marc Weller, profesor de derecho internacional y estudios constitucionales internacionales de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y mediador de la ONU. El resto de académicos son el profesor de derecho internacional sudafricano y exrelator de la ONU John Dugard, el profesor emérito de la Universidad de Princeton (EE UU) Richard Falk y la abogada eslovena y especialista en derecho comunitario Ana Stanic.

Solo colonias

Los académicos aseveran que el marco internacional no prohíbe una declaración unilateral de independencia, aunque «esto no significa que Cataluña tenga derecho a declarar su independencia», resalta Weller. En este sentido, el académico señala que el derecho a la autodeterminación está delimitado solo a las colonias. No obstante, también indica que existe otro «principio democrático de un derecho a la autodeterminación basado en la voluntad del pueblo», como dictaminó en su momento el Tribunal Supremo de Canadá para el caso del referéndum del Québec.

En este sentido, Weller destaca que Cataluña podría ser independiente «siempre que esta expresión quede claramente reafirmada en un referéndum» y, en este supuesto, sostiene que la hipotética declaración de independencia debería incluir una invitación a negociar con el Gobierno central.

Preguntado por qué alternativas habría si se impide la celebración del referéndum, Weller ha indicado que «sería legítimo buscar otras vías para la expresión de la voluntad popular» y cita como posibilidad otras elecciones plebiscitarias, en las que los partidos se pongan de acuerdo en un único programa a favor de la independencia.

Como último recurso si se impidieran esas elecciones, el académico señala que solo quedaría la movilización «masiva y pacífica» en las calles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos