Gobierno y PP se movilizan en Cataluña para frenar la fuga de votos a Ciudadanos

Rivera y Arrimadas, durante la presentación de las listas de Ciudadanos para el 21-D. :: e. fontcuberta / efe/
Rivera y Arrimadas, durante la presentación de las listas de Ciudadanos para el 21-D. :: e. fontcuberta / efe

Los populares fían la remontada a que se reconozca el «coraje» de Rajoy al aplicar el 155 y convocar elecciones

NURIA VEGA

madrid. El PP confiere a la campaña en Cataluña una dimensión nacional y la afronta como una pugna en la que se pondrá sobre la mesa un concepto de Estado. Pero, además, necesita empezar a plantar cara en ese territorio a Ciudadanos, formación con la que se disputa el voto de la derecha y que parece capitalizar la gestión del desafío independentista. Ambas circunstancias llevarán tanto a los miembros del Gobierno como a la cúpula de los populares y a sus barones autonómicos a implicarse de manera «intensa» en la batalla electoral, donde su primer objetivo será reivindicar las decisiones adoptadas por Mariano Rajoy durante la crisis catalana.

Aunque el presidente del Gobierno no tiene previsto llevar el peso de la campaña con una presencia diaria, a diferencia de lo que hizo en los comicios gallegos, viajará en varias ocasiones a Cataluña y se turnará con sus ministros para reforzar al candidato Xavier García Albiol. Un papel especial tendrá la titular de Sanidad, Dolors Montserrat, por su procedencia catalana, pero también contribuirán a la estrategia, según fuentes del partido, dirigentes territoriales como la madrileña Cristina Cifuentes, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, o el líder de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno.

Por otro lado, aunque no sean actos de partido, mañana el jefe del Ejecutivo presidirá en Barcelona la entrega de medallas de honor de la patronal catalana Fomento del Trabajo. Y el viernes, en su primera visita tras asumir las funciones de la Presidencia de la Generalitat, Soraya Sáenz de Santamaría estará en el XXII Encuentro de Economía en S'Agaró, Girona. Una jornadas que clausurará el ministro Luis de Guindos el sábado. En todo caso, hace tiempo que los vicesecretarios están volcados en Cataluña.

Superar los sondeos

El planteamiento cobra sentido cuando los sondeos de intención de voto no reflejan una situación favorable para el PP. Una de las últimas encuestas, la que publicaba este lunes El Periódico de Catalunya, sitúa a los populares como última fuerza política del Parlamento catalán. Siendo pronto para anticipar las migraciones de voto, en la formación de Rajoy sí reconocen cierta preocupación por un movimiento de sus electores, de «los más cafeteros», hacia Ciudadanos, que habría conseguido trasladar una imagen más sólida de partido antisecesionista.

Fuentes del PP analizan qué ha podido ocurrir para que siendo el Gobierno el que aplicó el artículo 155 de la Constitución, sean Albert Rivera y la candidata de los liberales en Cataluña, Inés Arrimadas, quienes gocen del favor de un electorado que, en principio, debería conectar con el partido conservador. En la cúpula del partido apuntan que Ciudadanos es la segunda fuerza en la Cámara autonómica, lo que le sitúa como referencia de la oposición. Pero, además, creen que sin responsabilidad de gestión, la defensa de postulados más contundentes le ha podido resultar más sencilla.

Los votantes podrían haber tomado nota de la constante llamada de Ciudadanos a convocar elecciones y de su presión pública y privada a Rajoy, tras el 1 de octubre, para intervenir de manera inmediata la autonomía de Cataluña, mientras que el Gobierno quiso agotar todas las opciones antes de dar ese paso. Los liberales se habrían anticipado así a una decisión que el jefe del Ejecutivo se iba a ver obligado a adoptar. «Rivera se ha comportado como un oportunista», censuran en la sede de la calle Génova.

En todo caso, los populares entienden que aún queda partida que jugar. «En Cataluña siempre las encuestas se quedan cortas en el apoyo al PP -defendió ayer el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado- y esperamos que esos análisis no reflejen la realidad de nuestros votantes porque pensamos que sabrán valorar que quien ha tenido el coraje de convocar elecciones y afrontar la aplicación del artículo 155 han sido el Gobierno de España y el partido que lo sustenta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos