El Gobierno invierte 105 millones en un submarino y otros gastos militares

El Gobierno invierte 105 millones en un submarino y otros gastos militares

Se trata de tres contratos hasta 2020 para la reforma del 'Galerna', el sostenimiento de aeronaves de la Armada y la adquisición de repuestos para un blindado

MATEO BALÍNMadrid

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes una partida de 105 millones de euros dirigida a inversiones y gastos del Ministerio de Defensa. Se trata de tres contratos distribuidos hasta 2020, que afectan a las reformas del submarino S-71 ‘Galerna’ (43,2 millones), otro destinado al sostenimiento de las aeronaves de la Armada (47 millones) y un tercero para la adquisición de repuestos del blindado ‘Pizarro’ (14,8 millones).

El submarino Galerna, de la clase S-71 Agosta y con 34 años de vida, recibirá una inyección de 43,26 millones para el contrato de ejecución de las obras de la quinta gran carena, cuya financiación se distribuye en cuatro anualidades (2017-2020). La adjudicación se llevará a cabo de acuerdo con lo previsto en el Convenio entre el Ministerio de Defensa y la empresa Navantia, por ser el astillero de esta empresa en Cartagena "el adecuado en España, por experiencia y capacidad, para acometer una obra de estas características".

Dado que el arma submarina es "una capacidad esencial para el cumplimiento de las misiones que tiene encomendadas la Armada", explica el Gobierno, se hace necesario acometer la ejecución de las obras de la quinta gran carena de este submarino, así como efectuar los recorridos y las pruebas en taller de los distintos equipos y sistemas, antes de proceder a su nuevo montaje a bordo, para realizar las pruebas de puerto con el buque a flote y las pruebas finales de mar.

La segunda inversión está destinada al sostenimiento de las aeronaves de la Armada, así como los contratos derivados, por un importe máximo de 47 millones, con una financiación distribuida en tres anualidades (2018-2020).

Mediante este contrato se pretende paliar las carencias de personal para la gestión del segundo escalón de mantenimiento de aeronaves, que cuenta con un reducido espacio en sus instalaciones y falta de equipo, según explica el Gobierno. "Se hace necesaria la contratación de empresas privadas, que disponen de la capacidad tecnológica, instalaciones, bancos de prueba y personal cualificado y experimentado necesario para realizar aquellas tareas más complejas", añade.

Vehículos de combate

En tercer lugar, el Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del Acuerdo Marco para la adquisición de repuestos de vehículos ‘Pizarro’, por un valor máximo estimado de 14,87 millones de euros.

El Gobierno explica esta decisión por la "necesidad de continuar con el mantenimiento preventivo y correctivo" de los blindados y para conseguir un alto grado de operatividad por parte de las unidades en las que dichos vehículos se encuentran encuadrados. Asimismo, se pretende disponer de dotaciones y niveles de repuestos en las distintas unidades, centros y organismos, usuarios y logísticos, responsables de su mantenimiento.

El acuerdo marco está dividido en ocho lotes y se encuentra sujeto a regulación armonizada. El procedimiento de adjudicación de este acuerdo marco de suministro es el de negociado con publicidad y tiene una duración de tres años, susceptible de prórroga por tres más.

El programa para la adquisición de vehículos de combate de cadenas se dividió en dos fases: la primera contempló la adquisición de 144 unidades y la segunda, aún en fase de producción, de 119 más y dos prototipos. Actualmente el Ejército de Tierra dispone de 227.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos